0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Cierra Ford de Guerrero por inseguridad

La distribuidora de automóviles Ford cerró sus operaciones en Chilpancingo debido a la inseguridad y cobro de piso que sufría por parte del crimen organizado, informó el dirigente local de la Cámara Nacional de Comercio, Pioquinto Damián Huato.
jueves, 8 de noviembre de 2018
Por: Agencias
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
La distribuidora de automóviles Ford cerró sus operaciones en Chilpancingo debido a la inseguridad y cobro de piso que sufría por parte del crimen organizado, informó el dirigente local de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), Pioquinto Damián Huato.

"Sabemos que a los concesionarios les estaban cobrando 20 mil pesos mensuales, pero después la delincuencia les aumentó la cuota y prefirieron cerrar e irse de Chilpancingo", señaló el presidente de esta organización.

Afirmó que la situación de inseguridad y violencia en esta capital sigue siendo sumamente preocupante y derivado de ello muchos empresarios importantes que generaban una derrama económica cerraron sus negocios.

"De los grandes empresarios que todavía quedan en esta capital, podemos decir que a lo mucho son diez", aseguró Damián Huato.

En un recorrido que realizó REFORMA en el edificio donde estaba la distribuidora de Ford, se pudo observar que ahora está vacío.

Las oficinas de esta distribuidora, que se encontraba en la lateral norte sur del bulevar Vicente Guerrero, frente a la Autopista del Sol, ya fueron desmanteladas.

Según Damián Huato, otra de las empresas de venta de automóviles que también cerró recientemente en Chilpancingo fue Volvo.

Anteriormente suspendió sus operaciones Volkswagen, aunque al parecer no fue por razones de inseguridad.

El dirigente de la Canaco planteó la necesidad de que el Congreso local apruebe una reforma al Código Penal de Guerrero que contemple una pena de hasta 40 años de prisión para el delito de extorsión o cobro de piso.

Hace unas semanas, la legisladora local de Morena Mariana García Guillén propuso en el Congreso una reforma que considera la extorsión como delito grave, pero con una pena corporal de 16 años de cárcel.

"Hay que endurecer las penas contra los extorsionadores y que cobran derecho de piso", opinó Damián Huato.

El empresario, quien desde 2013 goza de medidas cautelares por parte del Gobierno porque recibió amenazas de muerte de la delincuencia organizada, afirmó que él como líder de la Canaco ya perdió la cuenta del número de negocios o empresas que han cerrado en Chilpancingo por la inseguridad en este año.

"Son muchas los negocios que ya no están, muchos empresarios se fueron porque ya no soportaron el cobro de piso", aseveró.

Mencionó que se ha llegado al grado de que algunos empresarios sufrían extorsiones por parte de dos organizaciones criminales que operan en Chilpancingo.

"O sea pagaban doble, y pues mejor optaron por irse, cerrar definitivamente", añadió.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion