0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Gasolinazos y tarifas de CFE obligan recorte de personal en restaurantes

Agrandar
Julio César Romero, advirtió que el 2018 ha sido un año que ha estado marcado por los incrementos constantes en los productos e insumos básicos.
De un bimestre al otro los recibos se incrementaron hasta un 100%.
martes, 9 de octubre de 2018
Por: Guadalupe Cabañas
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font

Los incrementos en servicios como los combustibles y las tarifas de energía eléctrica tienen agobiado al sector restaurantero, que ya ha tenido que sacrificar algunos empleos debido a la situación anómala que padecen.

A decir de Julio César Romero, propietario de uno de los restaurantes con mayor tradición de la ciudad, el 2018 ha sido un año que ha estado marcado por los incrementos constantes en los productos e insumos básicos para su actividad, tanto la energía eléctrica y los combustibles, como el gas LP.

Apuntó que mientras anteriormente el recibo les llegaba por determinado costo, en el último bimestre este se incrementó hasta en un 100%.

"Todo aumenta, pero sí creo que la parte de la energía eléctrica nos está pegando bastante, llega el recibo de la luz y pareciera que todo lo que ganáramos allí se fuera, el pasado recibo por decir algo pagaba dos pesos y en este tuve que pagar cuatro", advirtió.

Lamentó que pese a la importancia que el sector restaurantero representa en cuanto a la generación de empleos que permite, el gobierno no le ha apostado a algún programa de apoyo para enfrentar la situación anómala que enfrentan.

Admitió que en lo particular ha pensado en aumentar el costo de los platillos de su carta, sin embargo esto impactaría además en la afluencia de comensales que de por sí es baja.

Julio Romero no descartó el sumarse a las protestas que se han iniciado en otras ciudades del estado para protestar precisamente en contra de las altas tarifas que les aplica la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

"Si hay gente que empiece a hacer eso yo creo que deberíamos unirnos, porque nosotros, el pueblo, el trabajador, somos los que pagamos esas alzas, para el gobierno pareciera que no es nada pero ya si multiplicamos en uno, en cien, en un pueblo, sí es mucho dinero".

Admitió que en el caso de su restaurante ya tuvo que recurrir al recorte de dos de las personas que formaban parte de su plantilla de trabajadores.

El empresario del sector restaurantero apuntó que existe confianza de que el cierre de año no sea tan malo gracias a que se avecina el pago de aguinaldos y prestaciones laborales, sin embargo previó que el que sí será difícil será el inicio del 2019.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion