0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Universitarios de Veracruz son blanco del crimen

Agrandar
Los casos son tan recurrentes que han obligado a la Rectora UV a pronunciarse varias veces en contra de la violencia hacia alumnos y maestro
viernes, 14 de septiembre de 2018
Por: Agencias
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Boca del Río, Ver. La comunidad universitaria, en el estado de Veracruz, no está exenta de los asesinatos, las privaciones de la libertad y los secuestros que afectan a la población veracruzana desde hace años.

El último caso quedó registrado en una cámara de circuito cerrado privada, el miércoles, cerca de las 20:00 horas, en la colonia Manuel Nieto de la ciudad de Boca del Río.

En las imágenes difundidas a las redes sociales, un grupo de delincuentes priva de la libertad a una joven estudiante de Medicina, en la Universidad Cristóbal Colón (UCC).

Hasta el momento, las autoridades no han dado con su paradero, aunque, para desgracia, no es un caso aislado, desde que inició la ola de violencia en la entidad, en 2007, han sido frecuentes las agresiones a la comunidad estudiantil.

El 12 de junio de este 2018 fue encontrada sin vida la estudiante de Enfermería Lesley Ayleen, de 19 años, alumna de la Universidad Politécnica de Huatusco, en la región cafetalera de la entidad.

Ella era buscada por sus familiares y fue encontrada por la autoridad muerta, en el fondo de un barranco, en las faldas del Pico de Orizaba.

El 27 de enero del 2018, murió José Ignacio Cortaza Fernández, en el ataque en el bar "La Bartola" de Xalapa, en donde falleció otra persona más.

El joven fue identificado como estudiante de la Licenciatura en Educación Musical de la Universidad Veracruzana (UV), que había acudido a convivir con sus amigos cuando un comando armado disparó en contra de los asistentes.

En junio del 2017, la joven Keren Yamel, de 20 años de edad, fue asesinada dentro de su hogar, en la ciudad de Orizaba, en la zona centro de Veracruz.

Ella estudiaba en la Universidad del Valle de Orizaba y murió junto a su madre, ambas de impactos de bala, en lo que se presume fue un atraco a su vivienda.

La tarde del jueves 29 de septiembre del 2016, se dio uno de los casos más sonados, el de los jóvenes Génesis Deyanira Urrutia Rodríguez, Leo Arano y Josué Flores, todos estudiantes de la Universidad Veracruzana (UV).

Ese día, ellos quedaron en ir de compras a la zona comercial de Boca del Río, sin embargo, luego de esa reunión, ni sus amigos ni familiares los volvieron a ver.

El hecho causó indignación entre los jóvenes de la zona conurbada al Puerto de Veracruz, generando marchas y protestas que terminaron por ser infructíferas para su localización con vida.

En mayo del 2016, el joven triatleta Orlando Silva Yllana, de 25 años de edad, fue asesinado de varias puñaladas durante una riña, en una fiesta de graduación de la Facultad de Medicina, de la Universidad Veracruzana (UV), en la ciudad de Coatepec, en la zona centro del estado de Veracruz.

Los reportes policiales detallan que los egresados de la carrera organizaron ese sábado la tradicional Quema de Batas, un convivio que se hace al finalizar cada ciclo.

Entre los asistentes se encontraba el deportista que estudiaba la carrera de Ingeniería. Testigos señalan que acudió junto con otros de sus compañeros para disfrutar la noche, pero fue asesinado por un grupo de delincuentes tras una riña.

En abril de 2015, Fernando Oscar Sandoval Todd, de 27 años de edad, murió tras ser secuestrado y torturado en la ciudad de Veracruz.

El joven estudiaba el nivel superior en la Escuela Náutica Mercante, era oriundo de Coatzacoalcos e hijo de Alicia Todd Hernández, ex presidenta de la Barra de Abogados y ex funcionaria de API-Coatzacoalcos.

Su cuerpo fue abandonado en la carretera que conduce de Boca del Río a Antón Lizardo, por el hecho hay 8 personas detenidas.

Loa anteriores son algunos de los casos más sonados en la opinión pública, sin embargo, existen decenas no sólo de muertes, también de agresiones y delitos en contra de la comunidad estudiantil universitaria.

Los casos son tan recurrentes que han obligado a la Rectora de la Universidad Veracruzana (UV), Sara Ladrón de Guevara, a pronunciarse varias veces en contra de la violencia no solo contra los alumnos, también a los maestros.

Hace dos semanas, antes de la privación de la libertad de la estudiante de Medicina, jóvenes que acuden a la Universidad del Valle de México (Villa Rica), en Boca del Río, sufrieron paranoia cuando en redes sociales rumoraban un ataque armado, que nunca existió, adentro de la institución.

Los dichos obligaron a las autoridades de la UVM a revisar a cada uno de los alumnos que ingresaban al plantel para evitar la introducción de armas.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion