0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Llama a evitar venganzas

En medio de la crisis postelectoral por la que atraviesa el PAN, el ex dirigente nacional Gustavo Madero plantea a sus correligionarios impedir que el trance los lleve a "una noche de cuchillos largos".
viernes, 10 de agosto de 2018
Por: Agencias
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
En medio de la crisis postelectoral por la que atraviesa el PAN, el ex dirigente nacional Gustavo Madero plantea a sus correligionarios impedir que el trance los lleve a "una noche de cuchillos largos".

Para el chihuahuense, las delicadas circunstancias de su partido ameritan un ejercicio de autocrítica.

"Para entender qué es lo que hemos hecho mal y cómo corregirlo, y saber dónde está el partido en este nuevo entorno nacional que cambió radicalmente a un presidencialismo exacerbado.

Tuvimos una derrota a la hora en que queríamos avanzar a un régimen menos presidencialista".

El también senador electo critica la forma en cómo el ex candidato presidencial Ricardo Anaya construyó el frente opositor con el PRD y MC para, acusa, promover su imagen.

"Fue uno de los errores de la campaña centralizar, tomar la campaña en manos de un grupo tan cerrado y confundir al candidato con el proyecto; el proyecto era un gobierno de coalición, pero lo que se vendía era una persona.

Cuando decían 'el cambio es Anaya', yo decía 'el cambio no es Anaya, el cambio es el Gobierno de coalición'".

¿El Frente funcionó?
No. Fue utilizado más como estratagema para acomodar la candidatura, que para dar contenido y sustancia al proyecto.

¿Hacia dónde debe caminar el partido?
El partido debe encontrar la mejor versión de sí mismo en este nuevo entorno político.

En todo el mundo hay crisis de representación, no nada más en México y, en ese sentido, el PAN tiene que encontrar la nueva forma de representar mejor a los ciudadanos y a sus intereses.

Ser el defensor del libre mercado con responsabilidad social, pero también con un contenido igualitario basado en los derechos humanos. Este contenido nos debe acercar más a una versión de la socialdemocracia que a la democracia cristiana.

Madero advierte que al panismo le han hecho muchos daño los proyectos y ambiciones personales o de grupo, y sugiere impulsar una reforma de estatutos que enmiende errores como el que el dirigente nacional del partido pueda ser candidato presidencial.

"(Se) necesita una redefinición clara del papel del PAN en este nuevo contexto. Es el partido que está mejor dotado de todos los que quedan.

¿Por qué? Anticipo que Morena va a entrar en sus propias contradicciones porque más que un partido es una agrupación de liderazgos muy disímbolos".

"Tenemos que generar un consenso de doctrina que nos acerque más a los problemas de la gente. Tenemos que ver por una reforma de estatutos que atienda los errores y las deficiencias".

¿Cuál es el riesgo que enfrenta el PAN?
No entender a cabalidad la responsabilidad histórica que tiene de convertirse en instrumento de los mexicanos para salir de esta inmersión populista a la que vamos en los próximos seis años.

El PAN tiene que construir el andamiaje para ir a un país más institucional que de caudillos.

"Si no se entiende eso y sigue privando la lógica de los apetitos personales o de grupo, el PAN puede perder su oportunidad histórica de ser un factor de avance democrático y no la involución con el regreso al presidencialismo y centralismo, que es lo que está en ciernes".

¿Eliminar los apetitos personales?
Sí. Entender el rol del partido y someter intereses personales o de grupo a un proyecto más trascendente de que el partido debe funcionar para defender a los mexicanos en esta nueva coyuntura.

El partido debe superar este trance y salir fortalecido, y no tratar de utilizar el momento para revanchas o venganzas personales y hacer una noche de los cuchillos largos cobrando facturas o que rueden cabezas.

"Nos necesitamos todos y, en ese sentido, hay que ser generosos, pero también con una severa autocrítica. No dejar de decir las cosas, pero no utilizar este momento para saciar los apetitos de venganza".

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion