Hora Libre

0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
No habrá borrón y cuenta nueva

El próximo gobierno estatal no se sentará a construir sobre los escombros dejados por el gobierno de Yunes Linares; lo menos que hará será pedir cuentas sobre temas escabrosos en que se sospeche de actos de corrupción, desvíos de recursos, omisiones, conflictos de interés y abusos, y seguramente perseguirá a los culpables.
martes, 7 de agosto de 2018
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
El próximo gobierno estatal no se sentará a construir sobre los escombros dejados por el gobierno de Yunes Linares; lo menos que hará será pedir cuentas sobre temas escabrosos en que se sospeche de actos de corrupción, desvíos de recursos, omisiones, conflictos de interés y abusos, y seguramente perseguirá a los culpables.

Por eso los que se van andan tan febriles construyendo exclusas y blindajes, nombrando a quienes les cubran las espaldas y tratando de esconder los enorme hoyos financieros abiertos por la urgencia de ganar unos comicios en que, para su desgracia, solo les sirvieron para conocer el rechazo de los veracruzanos.



Este lunes, tanto el gobernador Cuitláhuac García como quien será su secretario de Gobierno, Eric Cisneros, adelantaron algunas de las muchas líneas de trabajo para atajar la corrupción en el presente gobierno.

El gobernador electo y quien será su titular de la Secretaría de Desarrollo Económico, Ernesto Pérez Astorga, se reunieron con representantes de grupos empresariales de Veracruz, ante quienes anunció la creación de un comité integrado por hombres de negocio que, junto a funcionarios de Sedecop, investigarán dónde están y en qué se utilizaron los recursos provenientes del 2 por ciento a la nómina, y añadió que en su gobierno se acabarán los ‘moches'.

También se refirió al caso del Word Trade Center de Boca del Río, así como de otros inmuebles del estado (como el Gimnasio Benito Juárez, de Veracruz) que Miguel Ángel Yunes Linares está buscando entregar a municipios (panistas, por supuestos), se van a investigar y si hay irregularidades se dará marcha atrás.

Respecto a la reciente inundación que sufrió la zona conurbada, que afectó a muchos comercios, propuso la creación de un comité en el que también participen los empresarios, para encontrar la solución técnica a ese asunto que no es menor y dijo que se debe hacer antes de que comience la celebración de los 500 años de Veracruz.

Eric Cisneros Burgos, por su parte, habló fuerte y dijo que la próxima administración estatal no permitirá que queden sin consecuencias lo que se hizo mal en la actual administración y mencionó, entre las cosas que se habrían hecho mal, los nombramientos de algunos funcionarios unos meses antes de concluir el gobierno, como el caso del Fiscal Anticorrupción y los magistrados, que serán revisados para evitar las imposiciones.



"Algunas cosas pueden ser legales pero pueden llegar a ser inmorales (...) lo vamos a revisar en su momento, ya con la nueva legislatura, dependiendo de cómo se vayan dado las cosas (...) llegar con la suficiente moralidad, legitimidad y atendiendo la ética que van a hacer justicia", aseguró.

Las benditas redes sociales

"Dice Pablo Gómez que si algo no gusta en la bancada de Morena, dirán "no" a AMLO. Lo dice alguien que un día confesó no haber leído lo que votaba".

Pascal Belntrán del Río @beltrandelrio

Elecciones 2019, ¿se repetirá la historia?
Hace poco más de un mes vivimos la madre de todas las elecciones y sus resultados dejaron con la boca abierta a todos los mexicanos, incluidos los grandes vencedores, y el país se prepara ya para las elecciones locales que se realizarán en cinco estados el próximo año.

En ellas estarán en juego 142 cargos de elección popular, entre ellos uno de gobernador, en Baja California, donde es posible que la población opte por sepultar la tradicional contienda entre el PRI y el PAN, y opte por la izquierda.

La Comisión de Vinculación con los Organismos Públicos Locales del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó la semana pasada el plan integral y los calendarios de coordinación de los procesos electorales locales 2018-2019.

En ellos se elegirán, como ya dijimos, 142 cargos:

Aguascalientes: 11 alcaldías
Baja California: Gobernador, 5 alcaldías y 25 diputaciones locales
Durango: 39 alcaldías
Quintana Roo: 25 diputaciones locales
Tamaulipas: 36 diputaciones locales
Según este calendario, que deberá ser aprobado por el Consejo General del INE, los procesos electorales locales iniciarán en Baja California y Tamaulipas, a más tardar el 9 de septiembre; le seguirán Aguascalientes (7 de octubre), Durango (1 de noviembre) y Quintana Roo (6 de enero de 2019).

Los comicios serán el 2 de junio.

¿Cómo llegan los partidos a esta contienda?
En todos los estados que tendrán comicios locales el próximo año, Morena ganó la elección presidencial y, salvo el caso de Aguascalientes, en todos ganó también las senadurías y las diputaciones federales e, incluso, el Congreso local, como ocurrió en Durango (11 de las 15 diputaciones locales).

En todos los casos, también, el PRI se fue al hoyo.

En dos de los cinco estados que tendrán comicios locales, el candidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador, alcanzó la mayor votación: Quintana Roo y Baja California.

En Quintana Roo, López Obrador obtuvo el 67.13 por ciento de los votos y Morena logró, además, los dos escaños al Senado y las cuatro diputaciones federales.

A Chetumal, capital de esta entidad, el próximo gobierno federal trasladará las oficinas centrales de la Secretaría de Turismo (Sectur) y, de no haber algún error mayúsculo que haga cambiar de opinión a los quintanarroenses, Morena estaría en condiciones de ganar la mayoría de las 25 diputaciones locales en disputa, lo que pondrá en aprietos al gobernador panista Carlos Joaquín González durante los cuatro años que le restarán a su gestión.

En Baja California, AMLO obtuvo el 63.88 por ciento de los votos en la elección presidencial. Forma parte de las 10 entidades donde el tabasqueño logró su mejor desempeño.

De hecho, no le dejó nada a los partidos que tradicionalmente han compartido el poder (PAN y PRI), pues ganó las dos senadurías y los 8 distritos electorales federales.

Esta circunstancia convierte a Morena en un potencial triunfador en la elección para gobernador, para la que ya se ha propuesto Jaime Martínez Veloz, expriista nacido en Torreón, Coahuila, cuya carrera política la ha desplegado en Baja California; aunque faltan más, como Jaime Bonilla Valdez, senador electo de Morena.

Aguascalientes es el estado en que ganó López Obrador con la menor diferencia de votos. Apenas 7.74 por ciento arriba del candidato panista Ricardo Anaya que, hay que recordar, solo ganó en Guanajuato.

En esta entidad estarán en juego solo 11 alcaldías, y será un buen agarrón entre PAN y Morena. En los comicios del 1 de julio, el PAN obtuvo la primera fórmula al Senado y 12 diputaciones locales, frente a 5 de Morena.

En Durango y Tamaulipas, donde también habrá comicios locales, también ganó López Obrador la elección presidencial (por 46.1 y 47.8 por ciento, respectivamente.

En Durango, donde se renovarán 39 alcaldías, Morena se llevó casi todo: obtuvo mayoría en el Congreso local (11 de las 15 diputaciones locales en contienda), tres de las 4 diputaciones federales y la primera fórmula al Senado.

En Tamaulipas, donde estará en juego el Congreso local (36 diputaciones), Morena logró la primera fórmula al Senado, si bien en la lucha por las alcaldías el PAN logró la victoria al obtener 31 de las 43 alcaldías en disputa.

Habrá, posiblemente, una fuerte batalla por el Congreso local.

Pérez Astorga, a Sedeco en diciembre
No fue un anuncio espectacular, algo de lo que nadie estuviera al tanto, y sin embargo, agradó que el gobernador electo Cuitláhuac García Jiménez regresara la Secretaría de Desarrollo Económico y Portuario (Sedecop) a un empresario activo, Ernesto Pérez Astorga, quien junto con el anunciado secretario de Gobierno, Eric Cisneros, serán los artífices tanto del diálogo con los diversos sectores de Veracruz como de encabezar el proceso de entrega-recepción.

O al menos eso es lo que este reportero ha entendido.

No dijo mucho el empresario xalapeño, quien por cierto es suplente de Ricardo Ahued Bardahuil, también empresario xalapeño, en la primera fórmula al Senado.

Pero todo hace suponer que su papel en los próximos seis años será nodal para regresar a Veracruz a la senda del desarrollo, ese que tiró Javier Duarte y terminó por echar al caño Miguel Ángel Yunes Linares.

Cuitláhuac dijo que el primer paso de su gobierno será combatir la inseguridad, porque ese flagelo ha causado mella y ha lastimado la economía, pero de manera paralela habrá que buscar inversionistas que generen empleos, de preferencia veracruzanos, a los que se les proporcionarán todas las facilidades.

Seguridad, apoyos, pero también mejorar la infraestructura carretera y proporcionar apoyos a las pequeñas y medianas empresas, para generar el crecimiento regional.

Al presentar al próximo titular de la Sedecop, el gobernador electo dijo que los dos ejes sobre los cuales se desarrollará la economía del estado serán turismo y agroindustria, justo dos sectores que han sido olvidados en los últimos veinte años en Veracruz, pese a algunos destellos como la creación del Festival Tajín, que ha sido lo único novedoso en materia turística y que, por cierto, cada vez se maneja de manera más burocrática.

En el caso de la agroindustria se ha manejado casi sola y muchos proyectos han debido cerrar por falta de apoyos y entendederas por parte del gobierno local, aunque también por la enorme corrupción que ha arrastrado desde el gobierno federal.

Solo en ciertas regiones, la agroindustria ha tomado impulso propio y ha logrado una creciente competitividad, como es el caso de la exportación citrícola.

De inmediato habrá materia informativa sobre avances en el trabajo de los futuros funcionarios.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion