0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Mal estado de las carreteras, un riesgo para conductores

Agrandar
Mal estado de las carreteras, un riesgo para conductores.
En el caso de la carretera Tlapacoyan-Plan de Arroyos, la carpeta asfáltica está desgastada y con baches.
jueves, 12 de julio de 2018
Por: Araceli Refugio Franco
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
El mal estado de la carretera que comunica de Tlapacoyan a la comunidad de Plan de Arroyos, Atzalan, sigue provocando accidentes vehiculares en este circuito, que desde hace varios años no ha recibido un mantenimiento adecuado.

El representante de la empresa de Autotransportes Regionales Tlapacoyan, Gilberto Méndez, detalló que la carretera se encuentra desgastada y con baches, además de un deslave que ya se llevó parte de la carpeta asfáltica, lo que representa un riesgo para los conductores.

“Desgraciadamente en el tramo Tlapacoyan-Plan de Arroyos se encuentra en un estado pésimo, tiene ya varios años que no le han dado mantenimiento y aunado a la mala calidad de las reparaciones que hacen ha hecho que buena parte del camino se encuentre en muy mal estado, han sucedido varios percances porque la parte que se deslavo se encuentra en una zona de curvas que la gente que viene de fuera desgraciadamente no conoce bien la carretera, afortunadamente no han pasado a mayores las cosas.

Nosotros que circulamos a diario para haya con varios camiones nos afecta también en el mantenimiento ya que vuelan las llantas, se rompen las mueyas, se rompe la carrocería y eso aunado a la situación económica viene a afectarnos todavía más, el mantenimiento se nos vuelve más caro porque los impactos contra el pavimento repercute en los camiones”.

Destacó que tanto trabajadores de transporte público, como automovilistas particulares han insistido en hacer un llamado para que la carretera sea rehabilitada.

“Su intervención para que cuando menos le den una bacheada al camino, sabemos que las condiciones económicas a veces no se puede para repararlo al cien por ciento pero al menos un poco de mantenimiento, mínimo para evitar percances, cuando menos en las partes que están ya muy dañadas que se les den mantenimiento, más que nada por la seguridad de los que circulamos sobre ese tramo”.

Reconoció que el mal estado de la carretera demás de representar un riesgo, ha incrementado los gastos para los trabajadores de transporte publico debido a los daños en las unidades.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion