0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Lopetegui y el Real Madrid, un acuerdo de última hora

El club blanco considera al seleccionador de España “el más adecuado en este momento“ y anuncia su decisión al ver imposible ocultarla
martes, 12 de junio de 2018
Por: Agencias
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Doce días después de que Zinedine Zidane anunciara por sorpresa su adiós, el Real Madrid ha encontrado su relevo. Es Julen Lopetegui.

Lo anunció ayer a través de un comunicado en su página web. El actual seleccionador firmará las tres próximas temporadas, previo pago de la cláusula de rescisión (dos millones de euros) ya que había renovado con La Roja hasta 2020.

Su aventura con la selección terminará cuando finalice el camino de España en el Mundial.


En el hipotético caso de que llegue a la final (15 de julio), Lopetegui no tendrá vacaciones porque el Real Madrid empieza la pretemporada el día 16.

Antes de emitir el comunicado, el Real Madrid habló con Luis Rubiales, presidente de la Federación, para comunicarle que había llegado a un acuerdo con Lopetegui.

La decisión se tomó entre el lunes por la noche y este martes y se acordó ayer. El Madrid ha decidido apostar por Lopetegui porque es español, conoce la Liga, la casa y la cantera (donde trabajó en la época de Ramón Calderón, primero como responsable de ojeadores internacionales y luego como técnico del Castilla en 2008).

"Es el más adecuado en este momento", apuntan desde el club.

Aseguran, además, que han decidido hacerlo público en cuanto han alcanzado el acuerdo porque consideraban "imposible" mantenerlo oculto. "Lo mejor siempre es la transparencia", añaden.

Las salidas y cesiones ya han sido negociadas y decididas, por lo que en el Madrid aseguran que dejarán trabajar en paz a Lopetegui con España (que debuta este viernes) durante el Mundial.

Casi dos semanas ha tardado el club en encontrar al sustituto de Zidane. "Esto nos llevará unos días, con tranquilidad iremos estudiando y analizando todas las opciones", comentaban desde el Bernabéu el 31 de mayo después de la rueda de prensa del adiós del francés que tenía contrato hasta 2020.

La tarea no era fácil. Por el palmarés (tres Champions seguidas), por el ascendente que tenía ZZ en el grupo, en el presidente y en la hinchada y también porque la fecha no era la mejor.

Prácticamente todos los entrenadores tenía banquillo o acaban de renovar sus compromisos. Ese fue el caso de Mauricio Pochettino, el que encabezaba la lista de favoritos del Real Madrid.

El no de Levy
El técnico del Tottenham, que puso ojitos al Madrid y así lo dejó claro en muchas declaraciones, renovó con el club inglés hasta 2023 unos días antes de la final de la Champions en Kiev.

Y sabía el Madrid que negociar con Levy, el dueño del equipo, era una tarea titánica. Así lo fue con los fichajes de Luka Modric -el croata se declaró en rebeldía y estuvo entrenándose aparte durante semanas- y con el de Gareth Bale.

Un emisario del Madrid incluso se encerró unos días con Levy en su casa de Miami para cerrar la contratación del galés después de unas larguísimas negociaciones.

Sabía el club que en el momento en que Levy dijera "no", no había opción para negociar. Y así fue. La pelea, consideraban en el club, habría sido larga y costosa y, finalmente, no les mereció la pena.

Massimiliano Allegri, otro de los entrenadores que gustaba en el Madrid por su capacidad de gestionar el vestuario y por su trayectoria ganadora en las Ligas, renovó el año pasado hasta 2020.

Tenía, además, una situación familiar por la que no quería moverse de Turín. Mauricio Sarri, técnico del Nápoles, apreciado por su fútbol, dijo adiós al Nápoles, pero todavía no ha abonado la cláusula de ocho millones que le exige De Laurentis.

Antonio Conte, técnico del Chelsea, buscaba también una salida, pero todavía no ha conseguido desvincularse.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion