Hora Libre

0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Las encuestas, al basurero: propaganda pura

Tanto a nivel nacional como estatal, las encuestas sobre preferencias electorales no solo muestran una inestabilidad digna de un viaje al espacio sideral, sino que pueden muy bien adaptarse a las necesidades de quienes las propagandizan, para crear el efecto de que el arroz ya se coció, de ya denme la banda presidencial porque soy inalcanzable, de mejor no gastemos dinero en campañas porque al final de cuentas el ganador seré yo.
jueves, 31 de mayo de 2018
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Tanto a nivel nacional como estatal, las encuestas sobre preferencias electorales no solo muestran una inestabilidad digna de un viaje al espacio sideral, sino que pueden muy bien adaptarse a las necesidades de quienes las propagandizan, para crear el efecto de que el arroz ya se coció, de ya denme la banda presidencial porque soy inalcanzable, de mejor no gastemos dinero en campañas porque al final de cuentas el ganador seré yo.

El periodista Juan Carlos Sánchez Magallán describe este miércoles en Excélsior lo que ocurrió el pasado fin de semana en Colombia: "el candidato comunista aventajaba hasta por 20 puntos y, al contabilizar los votos, terminó en el 5° lugar de la elección, lo que significa que las encuestas son ya un mito y probablemente tengan un uso falaz".



Para el caso de México, dice que "en estas épocas de violencia e inseguridad, su grado de efectividad es relativo, pues la gente, ante el clima de incertidumbre, temor y virulencia política, tiene temor de dar datos fidedignos", y añade más adelante: "la gente se niega a contestar y, de hacerlo, finta, miente y expresa una percepción sesgada, ya que sus datos pueden ser usados para fraudes cibernéticos, extorsiones telefónicas y posibles secuestros".

A reserva de lo que ocurra la noche del 1 de julio, cuando vayan desgranándose los resultados reales, este miércoles, dos periódicos nacionales han publicado los resultados de sendos ejercicios demoscópicos y -atinó- los dos tienen resultados tan diferentes que pareciera que fueron aplicados en dos países distintos, aunque los candidatos son los mismos.

Mientras que la encuesta del periódico Reforma encumbra a escalas inenarrables al candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador, quien tendría a estas horas una insuperable ventaja con 52 por ciento de las preferencias electorales, la que publica el periódico La Jornada, sumamente identificado con el candidato de Morena, observa que los candidatos Andrés Manuel López Obrador y José Antonio Meade se encontrarían en empate técnico en preferencias electorales con 33.1 por ciento y 31.3 por ciento, respectivamente.

AMLO, en las estrellas; Anaya y Meade en el purgatorio
Según la encuesta del diario Reforma, aparecida este miércoles 30, López Obrador subió cuatro puntos frente al 48% del sondeo pasado.

La encuesta aplicada a 1,200 ciudadanos y realizada entre el 24 y el 27 de mayo, coloca en segundo lugar a Ricardo Anaya, candidato de Por México al Frente (PAN-PRD-MC), quien retrocedió a 26% de las preferencias, desde el 30% de la consulta anterior.



José Antonio Meade, aspirante de la coalición Todos por México (PRI-Verde-Panal), permanece en tercer lugar y de 17% pasó 19%, mientras que el candidato independiente Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, pasó del 2% al 3%.

El principal cambio que se observa respecto a la anterior medición, levantada hace un mes, es el deterioro en la posición de Anaya ante los electores, contrastado por el crecimiento del aspirante de Morena-PT-PES en todos los indicadores.

AMLO y Meade, ¿en empate técnico?
En la encuesta de Pop Group, realizada del 23 al 28 de mayo a 2 mil 515 personas mayores de 18 años en viviendas particulares de todo el país, y cuyos resultados fueron publicados por el periódico La Jornada, aunque el tabasqueño tiene seis puntos de ventaja sobre José Antonio Meade, al distribuir el porcentaje de indecisos entre los cuatro candidatos, ambos aspirantes estarían en empate técnico.

En efecto, la encuesta establece que AMLO tiene 32 por ciento de preferencias electorales, seguido por Meade (26 por ciento), Ricardo Anaya (24%) y Jaime Rodríguez El Bronco (1%); el 14 por ciento no sabe y el 3 por ciento anularía su voto.

Pero Pop Group deduce que los candidatos de Juntos haremos historia y Todos por México estarían en empate técnico debido a que al distribuir el 14 por ciento de los votantes indecisos entre los cuatro candidatos, Meade estaría a prácticamente un punto de alcanzar al tabasqueño.

Distribuyendo el porcentaje de los indecisos, los resultados son: Obrador tendría 33.1 por ciento de votos, Meade el 31.3 por ciento, Anaya el 27.8 por ciento; El Bronco, el 1.3 por ciento; no lo sabe, el 2.4 por ciento, y el 4.1 por ciento anularía el voto.

Para Pop Group, Meade es el que tiene más simpatía entre los indecisos, pues el 38 por ciento dijo que votaría por él; luego, por Anaya, con el 27 por ciento; por López Obrador, solo 8 por ciento; El Bronco, 2 por ciento, el 17 por ciento no sabe y el ocho por ciento por ninguno.

Esto, por supuesto, no ha dejado contentos a los seguidores de Morena. La buena noticia es que la encuesta definitiva será el 1 de julio y todo puede suceder, porque nada está definido.

Y si no, que le pregunten a Hillary Clinton, a quien en los comicios presidenciales de Estados Unidos todas las encuestas daban como la segura ganadora, como la primera mujer en dirigir los destinos de la nación más poderosa del planeta, y para sorpresa de todos, incluso del ganador, quien se llevó la elección fue Donald Trump.

Cuitli y Chiquiyunes se agarran a encuestazos
Un caso parecido, aunque con sus asegunes, ocurre en Veracruz, donde encuestadoras afines a (o contratadas por) uno u otro de los pretendidamente líderes en la preferencia electoral, han hecho posible un verdadero circo que ya nadie cree, más que los seguidores de estos candidatos.

El 30 de abril, como para mandar el mensaje de se buscó chamaquear a los supuestamente líderes de la contienda, una encuesta del periódico El Heraldo de México apuntó que el candidato Cuitláhuac García Jiménez, de la coalición Juntos haremos historia, aventajaba las preferencias electorales por apenas dos puntos contra el otro candidato Miguel Ángel Yunes Márquez de Por Veracruz al Frente.

Según los datos de la encuesta publicada por Arcop/El Heraldo en preferencia efectiva -sin contar a los indecisos-, el candidato de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) tenía 40 por ciento, el del Acción Nacional y de la Revolución Democrática (PAN-PRD), 37 por ciento, el del Revolucionario Institucional y Verde Ecologista de México (PRI-PVEM), 20 por ciento, mientras que la candidata del Panal se mantenía en 3 por ciento.

Sin embargo, un día antes, el diario El Economista había dado una versión absolutamente diferente de la ofrecida por El Heraldo de México.

Señalaba que "en una encuesta publicada por la empresa Opinión Pública el 25 de abril se dio a conocer que Miguel Ángel Yunes Linares Márquez de PAN-PRD-MC por la coalición Por México al Frente aglutina las preferencias de 32.1% del electorado, seguido de José Francisco Yunes Zorrilla, de la coalición Todos por México, con 31.3 por ciento".

Un empate técnico dibujadísimo, con una diferencia favorable al panista de 0.8 por ciento. Lo anecdótico es que la nota ni siquiera mencionó al candidato de Morena.

Menos de un mes antes, el 8 de abril, según cifras de Opinión Pública Marketing e Imagen publicadas en sus redes sociales, el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) podría alzarse con la victoria en 4 de las 9 entidades del país en la que se elegirá gobernador el próximo 1 de julio, entre los que no contaba a Veracruz, donde se presentaba un empate técnico, con Yunes Márquez con el 31.2%, frente a Cuitláhuac con el 30.5%.

Al priista José Yunes Zorrilla solo le daba el 19.6 por ciento.

Una encuesta publicada por el diario Reforma el miércoles 23 de mayo también pone en empate técnico a los candidatos al gobierno de Veracruz de las coaliciones Por Veracruz al Frente (PAN-PRD-MC) y Juntos Haremos Historia (Morena-PT-PES), Miguel Ángel Yunes Márquez y Cuitláhuac García.

Según el estudio, el hijo del gobernador Miguel Ángel Yunes cuenta con una intención de voto de 43 por ciento, mientras que García Jiménez tiene 42 por ciento.

La tercera posición era, según esta encuesta, para José Francisco Yunes Zorrilla, de la coalición PRI-PVEM, con una preferencia de 14 por ciento.

Por cierto, esta encuesta reveló que 55 por ciento del electorado está en desacuerdo con que Por Veracruz al Frente haya lanzado como candidato al hijo del actual gobernador.

Sin embargo, en una encuesta levantada por la empresa ISA Investigaciones Sociales Aplicadas, publicada el 10 de mayo por el portal Al Calor Político, se observa, respecto de su anterior ejercicio, un incremento en las preferencias electorales de Cuitláhuac García Jiménez, de Morena, de hasta 4 puntos, lo que le ha permitido colocarse en el primer lugar con 31 por ciento, desplazando al candidato del PAN, Miguel Ángel Yunes Márquez, al segundo lugar, con 28 por ciento, luego de perder dos puntos porcentuales.

En cambio, el candidato del PRI, José Francisco Yunes Zorrilla, colocado en el tercer sitio desde el principio, logró subir un punto porcentual desde el inicio de la campaña, consolidando una tendencia de crecimiento que no ha tenido titubeos.

Por eso tendremos que observar con cautela los números. Hoy sabemos que el candidato panista podría estar atravesando serias dificultades en su campaña, dada la actividad frenética emprendida por su padre, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, por golpear a sus contrincantes tanto de Morena como del PRI, y ha sacado de la chistera mediática una orden de aprehensión contra Karime Macías de Duarte, con tal de lograr bonos entre los veracruzanos, quienes están muy lejos de caer de nueva cuenta en el garlito, luego de observar que lo principal prometido, acabar con la violencia criminal, está demasiado lejos de cumplirse.

Marchan por la periodista martinense asesinada en Monterrey
Como lo comentamos en nuestra anterior entrega, este miércoles los familiares de la reportera Alicia Díaz González, asesinada la semana pasada en la ciudad de Monterrey, marcharon por las calles de Martínez de la Torre, Xalapa y Monterrey para exigir a las autoridades de Nuevo León el pronto esclarecimiento del caso, pues temen que se le dé carpetazo y que la muerte de la comunicadora se convierta en una estadística más de los feminicidios ocurridos en México.

En Martínez de la Torre, al grito de ¡Justicia! ¡Justicia!, la familia y amigos de la reportera comenzaron su marcha en el parque central José María Mata, para posteriormente seguir por las calles de la zona centro de la ciudad, hasta terminar frente al palacio municipal, donde nuevamente se dirigieron a los medios de comunicación para demandar que se agilice la investigación y se capture al responsable o responsables del asesinato.

En Xalapa, los participantes que recorrieron las calles céntricas y realizaron un mitin en la Plaza Lerdo, también exigieron justicia para Alicia.

Gualberto Díaz González, su hermano, informó que la Fiscalía General de Nuevo León ha abierto tres líneas de investigación por el asesinato de la periodista Alicia Díaz González, ocurrido el 25 de mayo.

La primera es por la labor que desempeñaba; la segunda es por las amenazas de muerte que le había hecho el ex esposo y la tercera, se niegan a darla a conocer las autoridades, informó su hermano.

Esperemos que pronto haya resultados para la detención del criminal que acabó con la vida de la colega, madre de dos jóvenes y una niña que han quedado en el desamparo.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion