Desde el café

Bernardo Gutiérrez

0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Ser candidato, riesgo inminente

No creo pecar de exagerado al decir que en varios puntos del país, los candidatos a puestos de elección popular literalmente se están jugando el pellejo. Los 88 políticos asesinados de septiembre a la fecha son un macabro ejemplo.
martes, 8 de mayo de 2018
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
No creo pecar de exagerado al decir que en varios puntos del país, los candidatos a puestos de elección popular literalmente se están jugando el pellejo.

Los 88 políticos asesinados de septiembre a la fecha son un macabro ejemplo.

En esta sistemática masacre los colores partidistas no cuentan ya que las víctimas lo mismo son del PAN que del PRI, del PRD, del Verde o de Morena; de un partido chico o de uno regional.

Este 3 de mayo el líder estatal del PRI, Américo Zúñiga Martínez, solicitó al presidente del OPLE, Alejandro Bonilla Bonilla, la presencia de las fuerzas federales a fin de que garanticen las condiciones mínimas de seguridad en el proceso electoral.

Tras calificar de preocupante el ambiente de inseguridad que se vive en Veracruz, Zúñiga Martínez denunció el secuestro que sufrió el candidato a diputado por Acayucan, Lázaro Mendoza Méndez, que fue liberado por elementos de la Policía Federal.

Pero el gobernador Miguel Ángel Yunes minimizó el hecho al manifestar: "No hay ningún candidato secuestrado, las condiciones de seguridad para llevar a cabo los procesos electorales son óptimas, no hay ningún riesgo".

Y a ver quién es el guapo que lo saca de ahí.

Aunque existen los elementos para asegurar que Lázaro Mendoza fue privado de su libertad y por un milagro del cielo vive para contarla, oficialmente el gobernador dijo que no fue secuestrado y háganle como quieran.

En el caso particular de Veracruz, los candidatos recorren la entidad con la bendición de Dios y sin más protección que la que les pueda brindar algún ayudante.

Quizá la excepción lo sea Miguel Ángel Yunes Márquez que tiene a su servicio guardias de corps, policías estatales y los policías locales que se agregan a sus mítines en los municipios que visita.

Pero sus adversarios andan casi solos, lo mismo que los aspirantes a diputados y senadores.

¿Que estoy criticando al joven porque lo cuida hasta el titular de la SSP en persona? No hombre, por supuesto que no. Tomando en cuenta la inseguridad que se vive ojalá estuviera más protegido.

Lo que reprocho es que no se proteja, aunque sea en una mínima expresión, a los demás aspirantes y de paso al resto de los ocho millones de veracruzanos.

Es hasta irresponsable sostener que hay un clima de seguridad propicio para el proceso electoral, cuando Veracruz no sale de los primeros lugares en asesinatos, secuestros, feminicidios y hasta en violencia intrafamiliar donde ocupa el quinto puesto.

Aunado a la inseguridad, también existe encono y resentimiento ciudadano por más de un candidato y su partido. Si no se toman medidas preventivas, pueden ocurrir hechos de violencia que nadie desea y todos lamentaremos.

Si a nivel nacional el clima político está crispado, a nivel estatal no estamos tan alejados de esa crispación. Una cosa es que en un mitin un iracundo ciudadano le cante sus verdades a un político, y otra bien distinta que quiera llegar más lejos.

¿Qué argumentos esgrimirá el gobierno estatal si un mal día un loco agrede a un candidato?

Bien hizo Américo Zúñiga en solicitar protección para garantizar la seguridad en este proceso electoral, y más bien al subrayar que su partido no dejará solos a sus promotores y candidatos.

Ojalá lo secunden los presidentes de los demás partidos, porque pedir apoyo al gobierno estatal está en chino. El señor gobernador dice que Veracruz es un estado seguro y de ahí no lo van a sacar.

bernardogup@hotmail.com

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion