+1
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Niña de 10 años es amarrada a una silla de madera

Agrandar
Debido a que la familia de Yareli, una pequeña con discapacidad, no cuenta con los recursos necesarios para comprarle una silla de ruedas, se ven obligados a sujetarla en un asiento de madera, donde pasa la mayor parte del día postrada.
Amarrada a una silla de madera es como pasa la mayor parte del día Yareli, una pequeña de apenas 10 años de edad, originaria de Atzalan; pero no es porque sea víctima de violencia o abuso infantil, sino de una enfermedad que ha paralizado su cuerpo.
jueves, 26 de abril de 2018
Por: Julio F. Jiménez García
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font

Amarrada a una silla de madera es como pasa la mayor parte del día Yareli, una pequeña de apenas 10 años de edad, originaria del municipio de Atzalan; con una mirada inquieta e inocente permanece postrada, pero no es porque sea víctima de violencia o abuso infantil, sino porque una enfermedad ha paralizado su cuerpo.

Su familia, de escasos recursos, ha hecho lo necesario para atender su padecimiento y mejorar su calidad de vida, sin embargo, sus opciones y posibilidades son escasas debido a su condición de pobreza que no les permite juntar el dinero para comprarle la silla de ruedas que necesita, por lo que se ven obligados a sujetarla de un asiento.

Erika Martínez, amiga de la familia, asegura que se ha acudido ante los Sistemas de Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de los municipios de Tlapacoyan y Atzalan, sin embargo, la respuesta no ha sido favorable, por lo que hoy se ven en la necesidad de recurrir a la sociedad civil.

Es por eso que, a través de este medio, pide la ayuda de la población, hace un llamado a las personas de buen corazón para que apoyen a la pequeña Yareli, quien tiene el deseo de contar con su silla de ruedas e ir a la escuela, sin que hasta el momento su sueño se haga realidad.

Agregó que para cualquier informe pueden comunicarse al 232 113 75 32.

 

Comentarios

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion