Apuntes

0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
La dignidad no se vende

Platicando con un coordinador regional (la dependencia del estado no la mencionamos por proteger a nuestro interlocutor) que, como el resto de sus compañeros a quienes han obligado a promover el voto ciudadano a favor del candidato de la alianza PAN-PRD-MC, Miguel Ángel Yunes Márquez, nos compartía su preocupación por la grave situación de enojo social que se vive en todos los rincones de la geografía veracruzana. Nadie cree en nada, no quieren saber nada de gobierno, así les regalemos despensas o dinero a cambio de su voto
martes, 6 de marzo de 2018
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
"Los únicos focos rojos que hay en Veracruz están en los burdeles" Yo

Platicando con un coordinador regional (la dependencia del estado no la mencionamos por proteger a nuestro interlocutor) que, como el resto de sus compañeros a quienes han obligado a promover el voto ciudadano a favor del candidato de la alianza PAN-PRD-MC, Miguel Ángel Yunes Márquez, nos compartía su preocupación por la grave situación de enojo social que se vive en todos los rincones de la geografía veracruzana.

Nadie cree en nada, no quieren saber nada de gobierno, así les regalemos despensas o dinero a cambio de su voto; los veracruzanos están convencidos de votar por Morena y sus candidatos, así, en paquete.



Es el mismo ambiente de la elección anterior, todos los que votaron por el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares lo hicieron contra Fidel y Duarte, con la esperanza de que Yunes los metiera a la cárcel y les quitara lo que habían robado, pero como no fue así, como todo fue una burla y las cosas están peor, el ánimo ciudadano está igual, muy encabronados.

"Peor de cómo nos ha ido no existe, no hay, por eso vamos a votar por Morena y sus candidatos... ¡a todo!" comentan en general.

Y es que el daño fue de tal magnitud que apenas lo estamos entendiendo: No solo robaron los dineros del erario, no, acabaron con las instituciones porque las atrofiaron a fuerza de no aprovecharlas; corrompieron todo lo que tocaron; prostituyeron líderes y organizaciones y dejaron en manos del crimen organizado a los veracruzanos, ellos acabaron con la paz social, ellos nos robaron la tranquilidad.

¿Quién en estas condiciones va a creer que en realidad estamos en el umbral de un cambio, o que el partido al que se le dio la oportunidad de tomar los bártulos y los defraudó, ahora sí va a hacer las cosas bien y a enderezar todo?... Nadie, la gente está muy indignada.



Y nos explican lo que para ellos es lo peor: la dignidad es lo único que les queda a los veracruzanos y esa no tiene precio, no la van a vender.

Hablamos de un servidor público que, junto con un grupo de compañeros que abarcan todos los rincones del estado, recorren a diario buena parte de nuestro territorio, y tienen contacto con un elevado porcentaje de veracruzanos.

Ellos, que por obligación (quieren mantener su chamba y solo trabajando a favor del júnior lo conseguirán) tienen que hablar de las "bondades" de dar continuidad al actual gobierno, admiten que se trata de una tarea poco menos que imposible.

Así invierta todo el presupuesto del estado en tratar de convencer a los votantes de que su hijo es lo mejor, Yunes Linares no lo conseguirá porque el daño que han causado los últimos tres gobiernos, incluyendo el suyo, es de tal magnitud que nada evitará que los veracruzanos voten por Morena.

Los entendemos. Sabemos que dicen la verdad, que esa es la realidad política de Veracruz; de un estado saqueado y lastimado por dos delincuentes fue exacerbado en sus ánimos por un oportunista que, en vez de allanar el camino para que su hijo llegue, si ese fuera su proyecto, lo ha hecho más sinuoso.

Pepe, veracruzano de cepa
A Beatriz Paredes Rangel le emociona Veracruz. Es de Tlaxcala, estado al que ya gobernó, pero estuvo en Xalapa muy jovencita, cuando realizó estudios de nivel medio superior.

Aquí cuenta con muchos amigos, de Veracruz es uno de los hombres que más ha admirado como política, don Fernando Gutiérrez Barrios, con quien trabajó y su coincidencia en el Congreso federal con José Francisco Yunes Zorrilla, hoy candidato del PRI-PVEM al Gobierno del Estado, le emociona.

Por eso quiso estar aquí el pasado viernes, en la toma de protesta de José Antonio Rojo García de Alba como nuevo Delegado del CEN del PRI en Veracruz, quien viene de realizar un trabajo de excelencia operativa en Zacatecas y San Luis Potosí, el cual sirvió para que el PRI recuperara la gubernatura en ambas entidades federativas.

Paredes Rangel hizo uso de la palabra para reconocer el valor y el trabajo de un político ejemplar como lo es José Yunes Zorrilla, de quien dijo: "Pepe no solo es un veracruzano de pura cepa, auténtico y conocedor de este extraordinario y vasto territorio que es Veracruz, es un hombre sencillo, pero ser sencillo no significa no tener muy bien puestos los pantalones para resolver la problemática de inseguridad que afecta a este estado.

Pepe Yunes es uno de ustedes. Ha sido presidente del PRI, siempre ha militado en el PRI, nunca le ha chaqueteado al PRI y nunca se ha beneficiado, personalmente, en sus bolsillos, con posiciones del PRI, porque Pepe Yunes es un hombre honorable y eso, ustedes y yo sabemos es muy importante.

Liderados por Pepe Yunes, estamos trabajando para salir adelante próximamente".

Paredes Rangel también reconoció la presencia del Senador Héctor Yunes Landa, coordinador de campaña de Pepe Meade en Veracruz, y les pidió que ante todo se anteponga la unidad de la institución, a los sectores, organizaciones y todo lo que ello conlleva.

"Veracruz fue determinante en que yo sea una militante orgullosa del Partido Revolucionario Institucional, aquí saludo a mis viejos amigos, porque yo estudiaba cuando don Jesús Reyes Heroles era el dirigente del PRI".

La experimentada política tlaxcalteca pidió a los militantes y a los candidatos, que no deben sentirse desanimados pues a este partido le tocó ya "estar arrinconado" y muchos lo habían desahuciado: "A nosotros nos desahucian cada seis años, pero los doctores son bastante malitos; yo digo que no estábamos muertos, andábamos de parranda, y cuando nos levantamos, lo hacemos con mucha mayor fuerza".

Yunes abandonó a Anaya

A diferencia del resto de los gobernadores panistas del país, el de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, se ha desmarcado del problema que enfrenta Ricardo Anaya, el candidato de la alianza PAN-PRD-MC a la Presidencia de la República, con la PGR, que lo acusa del presunto delito de lavado de dinero.

A las reuniones que el candidato panista en la mira de la PGR ha convocado para definir las estrategias legales a seguir en su defensa, Yunes Linares no se ha presentado, en cambio se ha dedicado a agradecer supuestos apoyos que le ha dado el presidente Enrique Peña Nieto, para obras que se estarán realizando en el estado que gobierna el polifacético político de Soledad de Doblado.

Se nota a leguas que Yunes Linares no quiere saber nada de confrontar ni a la PGR ni a Peña Nieto, ya sea por su situación de demandado por delitos como enriquecimiento inexplicable o por la necedad de imponer a su hijo Miguel Ángel Yunes Márquez, como su sucesor.

El gobernante veracruzano en este asunto se muestra tal como es, traicionero y desleal, características que en su carrera política le han servido para ocupar importantes cargos y acumular riqueza.

Cuando necesitó de Ricardo Anaya hasta lo trajo a dormir en el Palacio de Gobierno, lo comprometió enfrentándolo con César del Ángel Fuentes, para que le reconocieran su triunfo, luego lo empinó con el asunto de su hijo y ahora lo abandona cuando más lo necesita.

Cosas de la política a la Yunes Linares.

Reflexión
No es querer aguar la fiesta pero la verdad no vemos cómo van a bajar a Cuitláhuac García Jiménez, candidato de Morena al Gobierno del Estado, de esos seis puntos de diferencia que le saca a su más cercano competidor.

Escríbanos a mrossete@yahoo.com.mx formatosiete@gmail.com www.formato7.com/columnistass

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Perfil del Autor

Manuel Rosete Chávez