0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
La foto de una modelo con un niño en Cancún genera un debate sobre el racismo

Agrandar Imagen Siguiente
La mujer que subió la imagen argumenta que el niño no estaba trabajando, sino que acompañaba a su padre
martes, 13 de febrero de 2018
Por: Agencias
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
La modelo argentina Stephanie Demner publicó un par de fotografías en su cuenta de Instagram durante su más reciente visita a las playas de Cancún (Quintana Roo).

En las imágenes se le puede observar al lado de un niño que sostiene un gancho de ropa con el que parece estar ofreciendo pulseras tejidas para su venta.

En una imagen adicional se ve a Demner abrazando y besando al menor de edad. La fotografía ha superado los 65.000 likes en Instagram desde su publicación este fin de semana.

Estas imágenes suscitaron que los tuiteros Diego Velázquez y Leo Cherni (mexicano y argentino, respectivamente) publicaran por su parte estas fotografías criticando la actitud de la modelo, las cuales han sido compartidas más de 36.000 veces y han recibido más de cientos de comentarios.

Uno de los señalamientos más frecuentes en Twitter es que Demner se valiera de la imagen de un niño trabajador para promocionarse. Horas después de la publicación y ante la cantidad de críticas, la autora decidió desactivar los comentarios y escribió una justificación.

"Para los que están comentando que es trabajo infantil, esto está lejos de eso. El papá vendía las pulseras y Alex (el menor) lo acompañaba porque no tenía con quien quedarse y se quedó conmigo un rato jugando.

¡Nada más!", dice el pie de foto en Instagram.

Las fotos de personalidades en redes sociales que incluyen niños trabajando o en condiciones de pobreza han sido criticadas por usuarios e incluso por varios organismos y defensores de derechos humanos a nivel global.

A finales del año pasado el proyecto Radi-Aid, del Fondo de Asistencia Internacional para Estudiantes y Académicos de Noruega, publicó un video en YouTube y Facebook para luchar contra los estereotipos de turistas y activistas que viajan a África y otros lugares con desigualdades sociales.

De acuerdo con sus página, buscan evitar que personas famosas publiquen imágenes con personas en situación de pobreza o con carencias económicas y/o alimentarias con el afán de autopromocionarse.

El grupo ha publicado un decálogo de buen comportamiento en redes sociales para quienes vacacionan, pasan un año sabático o realizan labores de voluntariado en países con problemáticas sociales.

Este decálogo se basa en cuatro principios básicos: promover la dignidad humana, obtener consentimiento informado para las imágenes, cuestionar las intenciones de quien captura las fotografías y ayudar a derribar estereotipos sobre nacionalidades o grupos sociales en el mundo.

El trabajo infantil es un problema que aqueja a una gran cantidad de menores en México, y que es muy frecuente en zonas turísticas. De acuerdo con cifras de la Unicef, 3,6 millones de niños, niñas y adolescentes entre los 5 y 17 años de edad realizan algún tipo de trabajo.

Lo anterior equivale al 12,5% de la población infantil de este mismo rango de edad. De ellos, 1,1 millones son menores de 14 años; es decir, no han cumplido con la edad mínima para trabajar marcada por la Ley Federal del Trabajo en el país.

Estas son las recomendaciones de Radi-Aid para compartir imágenes:

Pregúntate a ti mismo: "¿Cuál es mi intención al compartir esta publicación?"

Obtén el consentimiento informado de la persona en la imagen y/o del cuidador (o tutor). Si no puedes explicar por qué estás tomando una foto, busca un traductor.

Conoce el nombre y el contexto de las personas retratadas.

Ofrece una copia de la foto a la persona.

Evita generalizaciones extensas o simplificadas, incluye texto informativo con nombre, lugar, etcétera.

Sé respetuoso con las diferentes culturas y tradiciones.

Pregúntate a ti mismo: "¿Habría apreciado que me retrataran de la misma manera?".

Evita situaciones y lugares sensibles y vulnerables, como hospitales y clínicas.

No te retrates a ti mismo como el héroe en la historia que vas a compartir.

¡Desafía las percepciones, derriba los estereotipos!

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion