Apuntes

0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Pactos inconfesables

La primera vez que escuchamos esto fue el jueves 3 de noviembre, un día después de que el presidente Enrique Peña Nieto recibiera en la residencial oficial de Los Pinos al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, con quien platicó algo así como dos horas: ojalá no hayan pactado la gubernatura de Veracruz. Nos dijeron que Peña, a cambio del silencio de Yunes por algo delicado que le sabe, habría aceptado entregar Veracruz a quien Yunes o el PAN quisiera para la gubernatura de seis años
miércoles, 10 de enero de 2018
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
"Yunes Linares, como Karime,

también merece abundancia" López Obrador



La primera vez que escuchamos esto fue el jueves 3 de noviembre, un día después de que el presidente Enrique Peña Nieto recibiera en la residencial oficial de Los Pinos al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, con quien platicó algo así como dos horas: ojalá no hayan pactado la gubernatura de Veracruz.

Nos dijeron que Peña, a cambio del silencio de Yunes por algo delicado que le sabe, habría aceptado entregar Veracruz a quien Yunes o el PAN quisiera para la gubernatura de seis años, a cambio de que se apoye al candidato presidencial del PRI en esta importante entidad, electoralmente hablando.

Que Peña haya jugado con la voluntad de los veracruzanos a cambio de impunidad, de enterrar un escándalo, de secretos de estado que Yunes Linares conoce y que está dispuesto a usar en contra del Presidente si no cumplen con sus caprichos... No puede ser, expusimos alarmados.

Cómo es posible que exista este tipo de acuerdos inconfesables a espaldas del pueblo.

Pues así es esto, así es la política, así son las cosas y esta es la realidad; fuimos alertados ante nuestra resistencia a dar crédito a esta especie, no por ignorar los "acuerdos en lo oscurito" que las cúpulas del poder toman, sino porque manteníamos viva la esperanza de que la fuerza presidencial fuera capaz de superar cualquier intento de chantaje, pero además porque Enrique Peña Nieto no podía hacer este tipo de compromisos sin la aprobación de quien sería candidato presidencial priista.

Desde entonces estábamos confiados, seguros, de que sería José Antonio Meade y de que él no estaría dispuesto a aceptar tan aberrante pacto que lleva consigo la entrega del destino de más de siete millones de veracruzanos a una dictadura, menos, que uno de sus mejores amigos, el senador con licencia, hoy precandidato del PRI al gobierno, fuera embarcado en un proyecto perdido en la mesa, en Los Pinos.



Esto lo sacamos a cuento porque ayer estuvimos en una reunión de profesionistas y pequeños empresarios, a la que nos invitaron, y en la que hablaron del futuro político de Veracruz.

Es increíble pero entre ellos la idea de que la gubernatura fue pactada en Los Pinos en beneficio de Yunes Linares, para su hijo, está firme y la comentan como si hubieran estado presentes a la hora de que Peña Nieto le habría dicho a Yunes Linares: está bien, pon a tu hijo como sucesor, no des a conocer lo que tienes de información sobre mis andanzas pero apoya a mi candidato presidencial.

Nada más descabellado que esto, y así se los hicimos saber.

José Yunes Zorrilla no se prestaría a una cosa de estas, menos teniendo una amistad tan cercana con el candidato presidencial priista José Antonio Meade, con quien andaría como miembro distinguido de su staff de campaña, asegurando una importante posición en el próximo gabinete presidencial.

Qué demonios motivaría a Pepe Yunes embarcarse en una aventura perdida de antemano. No, eso es completamente falso.

Lo que sí percibimos es que esta hipótesis está siendo manipulada desde el gobierno del Estado para favorecer al hijo, para desalentar a quienes simpatizan con José Yunes Zorrilla, que son muchos, queriéndoles sembrar la idea de que es inútil apoyarlo cuando todo está arreglado para que la coalición PAN-PRD y Dante Delgado, se salgan con la suya entronizando al hijo.

¡Nada más falso que eso!

Víctor Rodríguez... ¡Presente!
Arropado por el presidente del CEN del PRI, Enrique Ochoa Reza (Clavillazo), el pasado domingo 7 de enero llegó a Veracruz José Antonio Meado Kuribreña, precandidato del tricolor a la Presidencia de la República.

El escenario para recibir a tan distinguido personaje fue el World Trade Center, de Boca del Río, espacio en que se dieron cita líderes y militantes de los principales sectores y organizaciones del PRI.

Pero entre las organizaciones que destacaron en ese evento, se encuentran los sectores petrolero y magisterial, y los representantes del Movimiento Territorial, 800 ‘emetistas' cuando menos, quienes llegaron al recinto con su líder Víctor Rodríguez al frente, quien se mantuvo al lado de sus representados durante el evento haciendo a un lado el protocolo de los "invitados especiales".

Y a una sola voz de "El negro que no se raja", sus representados respaldaron las candidaturas de los Pepes.

Por cierto, José Antonio Meade se vio obligado a pausar su discurso en reiteradas ocasiones para agradecer, con la sencillez que le caracteriza, las manifestaciones de apoyo que le dieron los militantes del MT.

Pepe Yunes en Pánuco
En Pánuco, donde el territorio es propiedad de los García Escalante y de las células delincuenciales que operan en ese lugar, más las que bajan de Tampico para delinquir o refugiarse, el precandidato del PRI al gobierno de Veracruz, José Yunes Zorrilla, se comprometió a que el norte del estado será prioridad en su gobierno, empezando por Pánuco.

En este lugar, ayer sostuvo una reunión con la estructura del partido, donde pidió a los priistas su voto de confianza para que lo acompañen y apoyen para ser candidato del PRI a Gobernador de Veracruz, y así poder resolver temas como el de la inseguridad.

"Hay que regresar, de manera serena, pero contundente, la tranquilidad a nuestras vidas".

Con amplio conocimiento de la historia, Pepe Yunes destacó que en esa zona del norte de Veracruz siempre ha existido un sentimiento de abandono y alejamiento respecto del resto del estado, por lo complicado que es trasladarse y porque no llegan los apoyos como a otras regiones más hacia el centro de la entidad.

"Quiero ser candidato para que Veracruz empiece desde esta zona en términos de prioridad y de acciones. Para que las políticas públicas de Veracruz puedan tener el componente que recoja sus demandas.

Por eso quiero ser candidato del PRI a la gubernatura del estado, empezando desde Pánuco".

AMLO arremete contra MAYL
El día de ayer, en la cabecera municipal de Las Vigas, el precandidato a la Presidencia de la República del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, afirmó que no pasó mucho tiempo para que el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, demostrara que no hay ninguna diferencia entre él y su antecesor, Javier Duarte de Ochoa, e incluso con su esposa Karime Macías Tubilla.

Lo anterior luego de darse a conocer que Yunes Linares en rueda de prensa portó un reloj "Richard Miller" con valor en el mercado de seis millones de pesos, artículo que discretamente se quitó de la mano, lo que no impidió que fuera captado por la misma cámara de video de su equipo de prensa, lo que fue retomado por el diario El Universal.

Y de gira por este municipio de la zona montañosa del centro de Veracruz, López Obrador se burló esta información al señalar que este hecho se equipara a la noticia dada a conocer hace varios meses sobre la localización de una bodega propiedad de Javier Duarte de Ochoa, en la ciudad de Córdoba, y donde apareciera una libreta escrita por su esposa, Karime Macías Tubilla, en la que escribió en varias páginas "Yo merezco abundancia".

"¿Se acuerdan de eso?, eso sí se supo, bueno ahora es lo mismo con Yunes, ya no está escrito pero es lo mismo: yo merezco abundancia, yo merezco abundancia, yo merezco abundancia (risas), con su reloj de seis millones de pesos".

López Obrador lamentó que este hecho no haya alcanzado tanta relevancia en la prensa como la libreta de Macías Tubilla, sin embargo, dijo seguir esperando la denuncia que el gobernador de Veracruz presentaría contra el diario El Universal, por supuesta difamación, pues afirmó que este reloj no era tan caro: "Hasta ahora no la ha presentado, estoy esperando que presente la denuncia, porque sí quiero saber cuánto cuesta ese reloj, ¿o ustedes no quieren saber cuánto cuesta ese reloj? (Siiii, responde la gente), el problema es esa corrupción...".

La respuesta obvia del gobernante fue volverlo a calificar de ¡orate! Tal para cual.

REFLEXIÓN
Los aspirantes priistas al Senado de la República que viven en Veracruz Puerto y que además ahí han hecho una carrera política, deberían aceptar ser candidatos (as) a la diputación local, por cada uno de los dos distritos, para sumar votos a favor del candidato al gobierno de su partido y al que va por la presidencia de México, o sea a los Pepes.

Tanto en Boca del Río como en el Puerto de Veracruz, el PRI está abandonado y en consecuencia convertido en bastión panista sin resistencia de por medio.

Escríbanos a mossete@yahoo.com.mx formatosiete@gmail.com www.formato7.com/columnistas

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Perfil del Autor

Manuel Rosete Chávez

Columnas Anteriores