Los Políticos

Salvador Muñoz

0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Hipólito… apenas empieza

Llego con el abuelo a Palacio Municipal… la encomienda es que le resellen una tarjeta y después de ello, pague el predial. Apenas estamos a la entrada del inmueble, un joven nos aborda y pregunta el trámite a realizar. Se lo explico. Nos manda a la siguiente entrada donde allí, una señorita, del mismo modo que el anterior, amablemente, nos interroga. Nos indica a dónde pasar y de inmediato, una señora nos atiende y extiende una papeleta con el número 111 tras preguntar el trámite a realizar.
martes, 9 de enero de 2018
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Llego con el abuelo a Palacio Municipal... la encomienda es que le resellen una tarjeta y después de ello, pague el predial. Apenas estamos a la entrada del inmueble, un joven nos aborda y pregunta el trámite a realizar.

Se lo explico. Nos manda a la siguiente entrada donde allí, una señorita, del mismo modo que el anterior, amablemente, nos interroga. Nos indica a dónde pasar y de inmediato, una señora nos atiende y extiende una papeleta con el número 111 tras preguntar el trámite a realizar.

Posterior a ello, me pide las credenciales del abuelo: IFE, Inapam y la que tiene que resellar, mientras que dos sillas colocan para el anciano y para mí.

Se nos acerca en esos momentos un señor en silla de ruedas, nos saluda y tras cuestionar el trámite, nos pide que aguardemos a su compañera.

Le digo que padezco de "tramitofobia", y le explico a mi manera que sufro cada vez que tengo que enfrentarme a un papeleo, que va desde el banco, ayuntamiento, fila del cine, etcétera.

Imaginen que tengo que repasar varias veces lo que tengo que decir de corridito, porque si no, me atoro. Me conforta diciendo que a mucha gente le sucede lo mismo.

Regresa su compañera, y toda angustiada, me dice que tengo que formar. Le pido a don Agustín que me espere sentado y no se mueva de allí... sus 90ytantos años me preocupan.

El señor de silla de ruedas, don Sergio Benítez, pregunta a su compañera algo así como "quién dice eso"; con una mirada dirigida a un punto le responde.

Entonces don Sergio me pide que aguarde mientras toma los documentos y se desplaza hábilmente por los pasillos de la primera planta de Palacio Municipal.

Cuando regresa, me pide que lo acompañe a una caja y se despide. El trámite ya está hecho. Sólo tengo que pagar. Tras hacerlo, le digo a don Agustín que ya está el pago del predial y le explico que tiene que estar abusado para octubre o noviembre para recoger su otra credencial... El abuelo nada más me dice: "¿Yaaa? ¿Tan rápido?"

Es evidente que mi "tramitofobia" disminuye cuando me encuentro tanto afán de servicio y atención, por supuesto, entiendo que no era para mí, sino para el abuelo, pero sale uno al menos contento.

Podemos decir que los empleados del Ayuntamiento no quieren dejar en mal al nuevo jefe...

Por otro lado, me preguntan cómo veo al Ayuntamiento que preside Hipólito Rodríguez Herrero. Respondo que es muy temprano para ello.

En lo particular, a principios de este mes, había una sola cosa que me preocupaba: que pasara el carro de basura al contenedor del módulo donde vivo... pasó un jueves o un viernes de la semana pasada, no recuerdo exactamente, pero no llegamos a los extremos de ver "atascado" el contenedor.

Hasta pudiera decir que de entrada, Hipólito pasó su primera prueba de fuego... el del servicio de Limpia Pública.

¿Del despido de empleados? ¡Imaginen! Tengo un familiar al que de plano mandaron a "descansar" hasta este martes, día en que le dirían si se quedaba o no. Platiqué con él y le dije que era empleado de confianza y en cualquier momento podrían prescindir de él.

Pensé que lo iba a razonar igual que yo, pero después volvimos a hablar y me dijo que iba a ver que si no se quedaba, lucharía por su finiquito.

No es el único caso... tengo muchos amigos que viven en estos momentos en el limbo, pues no saben qué va a pasar con ellos... les digo que esperen la quincena, y entonces sabrán si pasaron al paraíso... o al infierno.

Hay quienes atribuyen a la Síndica Ivonne Cisneros Luján un peso que es más que un contrapeso en la administración que preside Hipólito Rodríguez Herrero, al grado de que por ahí la bromean con el título de "La Señora Presidenta".

De acuerdo a lo que comentan, la Síndica tiene en varias áreas, personas de su confianza en aras de mantener un control total de los movimientos del Ayuntamiento, tanto, que hasta en Comunicación Social dicen que metió cuña... ahí no lo creo por dos razones: Guillermo Manzano sabe hacer su trabajo y por su temperamento, difícilmente creo que aceptaría "una sombra"... pero esto es parte del show, de la grilla, de los dimes y diretes, como el que me contaron de que Hipólito Rodríguez busca mayor presupuesto del que está programado, pues según dicen los enterados, tiene esta semana aún para solicitarlo, bajo el supuesto de que las cosas no están tan en Números Negros como lo presumió la pasada administración, pero esto apenas empieza, y por ello, me quedo con la atención que dio al abuelo y a mí el personal que se encarga del cobro del predial...

smcainito@gmail.com

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion