0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
La peor venganza para un infiel cuando lo descubres

Agrandar
La psicología no se equivoca y así ubica a las peores reacciones después de ese momento
miércoles, 6 de diciembre de 2017
Por: Agencias
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
La infidelidad vive un crecimiento sin fin, no respeta compromisos, uniones, edades, ni promesas, más de la mitad de la población en el mundo es la que ha caído en el engaño a su pareja, tampoco se define por sexos ya que hasta la fecha las estadísticas van casi a la par: hombres y mujeres por igual.

Aunque según los expertos este comportamiento puede evitarse gracias al autocontrol y la prevención, lo cierto es que para la mayoría este acto comienza desde la intención y el pensamiento y poco tiene que ver con la pasión o los encuentros íntimos.

Venganza, rencor y los pensamientos más oscuros llegan a quien descubre una infidelidad, son deseos hacia quien alguna vez amaron, pero están muy lejos de generar ese efecto en la persona.

Quien siente todo ello hacia alguien que un día fue su pareja, terminan afectándose a sí mismos, por esto deberías saber qué es lo que en realidad puede ser lo peor que enfrente un hombre o una mujer infiel al ser descubiertos; EL ARREPENTIMIENTO.

Con el paso del tiempo ellos siempre se arrepienten y por sí solos todo por no haber tenido la capacidad para valorar a su pareja. Incluso es algo que repiten cuando la crisis se reduce.

Una persona infiel es egocéntrica por naturaleza, imponen el ego de sus pensamientos y deseos por encima de otros incluso por lo que en realidad esperaran para su vida.

Se vuelven ciegos al no valorar y medir las consecuencias de sus actos. Dejan de lado promesas hechas, ideales, hijos, o una relación estable, van directo y sin escalas por lo que su cerebro les indica.

"No sabía lo que hacía, estaba equivocada", dice una mujer infiel y sí, también lo hace de manera honesta.

Es hasta que se topan con la pared de la realidad lo que les derrumba el castillo.

Se arrepienten de anteponer sus intereses íntimos, tarde o temprano deberán saber que detrás de un cuerpo escultural, la personalidad elocuente y el egocentrismo del poder, está lo verdaderamente importante; la inteligencia, los sentimientos, las acciones de amor, los actos nobles de la mujer o el hombre al que decidieron traicionar.

No todas las parejas son infieles por falta de amor, lo que se vuelve todavía peor cuando se descubre que amaba a la pareja a la que engañó.

La esencia de la familia se pierde, del amor, de lo que un día fue.

Una persona infiel se arrepentirá siempre de no haber detenido la idea de serlo y en cambio continuar. Según, por la naturaleza del hombre, la infidelidad va de la mano de la creación humana, cuando no existía la monogamia.

Sin embargo eso no se vuelve la excusa correcta, puesto que ni la infidelidad de una noche pasa desapercibida como tal.

Ocurre sobre todo cuando es la pareja quien descubre de la mano de mensajes de texto, fotos, llamadas o incluso perfumes desconocidos que le han sido infiel.

La peor de la venganza llegará cuando esa persona se arrepienta de no tenerte entre sus brazos, en su vida y sobre todo que nadie podrá ser capaz de llenar el vacío de ese amor.

Una pareja que toleraba todos los defectos y las virtudes sin pedir demasiado a cambio, una pareja que apoyaba en los peores momentos, una pareja que sabes llegaría a la edad adulta y cuidaría con amor.

Ese será su peor castigo.