0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Diálogo venezolano queda en suspenso por falta de garantes

Agrandar
La oposición venezolana dijo que no asistirá a una reunión para dialogar con el Gobierno de Nicolás Maduro, prevista para el miércoles en República Dominicana.
martes, 14 de noviembre de 2017
Por: MS Noticias
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
E l diálogo entre el Gobierno de Venezuela y la oposición continúa en suspenso .

Lo anterior después de que el antichavismo afirmara este martes que no se producirá la reunión de mañana en República Dominicana, mientras que el país fue declarado en suspensión de pagos o default por varias calificadoras de riesgo.

El político opositor Luis Florido, negociador en este proceso, informó que no se producirá la reunión prevista para este miércoles, debido a que hasta la fecha no se ha invitado a los cancilleres que ellos exigieron para reanudar las conversaciones.

"¿Qué es lo que hemos visto? Que no se ha invitado a los cancilleres hasta la fecha por tanto no se puede producir el proceso de negociación internacional hasta tanto no se invite, evidentemente, a los cancilleres", dijo el diputado a periodistas desde la sede de la Asamblea Nacional (AN).

Florido destacó que un proceso de negociación internacional requiere de la presencia de los Estados que estén implicados en ella, y que sin eso no será posible.

"Estamos buscando una fecha de agenda donde todos puedan concurrir de manera que el proceso inicie con buen pie y termine con buen pie", agregó.

El diputado, que también es presidente de la comisión de política exterior de la Cámara, adelantó que una vez se instale la mesa de conversaciones con la presencia de los cancilleres será un proceso corto, quizá de dos o tres días a lo sumo, aunque no ofreció mayores detalles.

El pasado jueves, Florido, en nombre de la alianza de partidos antichavistas Mesa de la Unidad Democrática (MUD), y acompañado por el jefe del Parlamento, Julio Borges, informó que la oposición estaba lista para retomar un proceso de negociación serio con el Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Este diálogo, agregó, debe ser un proceso de negociación internacional con la presencia de países garantes como Chile, Paraguay y México (escogidos por ellos) y Bolivia y Nicaragua a petición del Gobierno.

Dos días después, la oposición declaró en suspenso este proceso al no haber aprobado el Gobierno la presencia de los cancilleres de estos países.

Por su parte, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, acusó ante diplomáticos de la Unión Europea a la oposición de no haber querido acudir a las conversaciones.

Este será el tercer intento de las partes para sentarse a hablar y aliviar las profundas tensiones políticas y económicas, que aquejan al país, luego de que dos procesos previos, incluso uno amparado por El Vaticano, no llegaron a buen puerto.

En septiembre, la oposición abandonó el diálogo alegando que el Gobierno no había considerado ninguna de sus demandas, como la liberación de centenares de presos políticos y garantías electorales.

El Gobierno por su parte está pidiendo que no se convoquen más protestas de calle como las que sacudieron al país a principios de año y dejaron 125 muertos, y que la oposición legitime a la Asamblea Nacional Constituyente, un cuerpo legislativo con suprapoderes conformado por aliados de Maduro.

Entretanto la unidad de la oposición, ya resquebrajada tras las elecciones regionales del pasado 15 de octubre, se acentuó luego de que 13 diputados abandonaran la coalición opositora MUD para formar una nueva fracción parlamentaria que rechaza el diálogo.

Al suspenso en el diálogo se sumó que el país caribeño fue declarado en suspensión de pagos, mientras el Gobierno de Maduro busca refinanciar la deuda externa que, según cifras de la AN, es de unos 150 mil millones de dólares, lo que genera un pago anual cercano a los 10 mil millones de dólares.

Las calificadoras Standard & Poor's y Ficht rebajaron la deuda soberana después de que el Gobierno no pagara a tiempo los intereses en sus bonos.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion