0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
En Londres, Federer va con todo

El número dos resuelve su primer compromiso con un convincente triunfo ante el debutante Sock: 6-4 y 7-6 (en 1h 30m).
lunes, 13 de noviembre de 2017
Por: Agencias
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Las ganas eran recíprocas. Las del público londinense, porque el año pasado se quedó con la miel en los labios al no poder saborear el tenis del ídolo que, con permiso de Andy Murray, sedujo desde hace tiempo a la metrópoli inglesa, a sus pies siempre, predispuesta siempre al deleite que supone ver en acción al genio de los 36 años; y las de él, Roger Federer, también muy lógicas, pues no hay ningún jugador tan laureado en el torneo que pone el broche a la temporada, la Copa de Maestros.

Seis títulos tiene el suizo en el bolsillo y seis cursos lleva sin probar otro bocado, de modo que esta edición mira con deseo al trofeo que se entregará dentro de una semana en el O2 de Greenwich.

De momento, el de Basilea arrancó con un triunfo firme (6-4 y 7-6, en 1h 30m) frente al estadounidense Jack Sock, la primera rampa de una ascensión que irá ganando desnivel a partir del segundo pulso.

A priori, la carretera se inclinará porque Federer tendrá enfrente a Alexander Zverev (6-4, 3-6 y 6-4 a Marin Cilic, en 2h 05m), una estrella en ciernes, pero será complicado cortarle el paso si mantiene la extraordinaria inercia de esta temporada.

Solventó el estreno sin contratiempos, con jerarquía y buen ritmo, y supo desconectar a Sock cuando este, de 25 años y novel en un Masters, se revolvió para tratar de reavivar el cruce.

Fue en el segundo set, pero en realidad poquita cosa. Tiene buenas maneras el norteamericano, hoy día el nueve del mundo y por lo tanto el mejor sostén del tenis estadounidense; le pega duro a la pelota, con paralelismos a su predecesor Andy Roddick, pero todavía le queda recorrido para debatir en las alturas.

Lo intentó y enredó sobre todo en la segunda manga, pero Federer cerró el pulso cuando debía, imponiéndose en la riña de ganadores (28 a 23, a favor del helvético) y sin brindar una sola opción de rotura al de Nebraska.

No quiso discusión, porque sabe que cualquier paso en falso se paga caro bajo el formato maestro.

Selló su primera aparición con buena nota y lanzó un aviso para navegantes: en su caso, seis años sin triunfar en el Masters son muchos años, y las tres finales cedidas de por medio -las tres ante Novak Djokovic, en 2012, 2014 y 2015- escuecen al campeón de hielo.

Desenfundó y avisó Federer, y quien avisa no es traidor: el número dos va con todo en Londres.

"RAFA SE MERECE EL NÚMERO UNO"
En la sala de conferencias, Federer quiso felicitar a Nadal por finalizar el año en lo más alto del circuito.

El español recibió el trofeo sobre la pista al término del duelo inaugural. "Me alegro de que Rafa lo haya conseguido porque se lo merece", afirmó el helvético, de 36 años.

"Él ha sido mejor a lo largo del año; ha jugado más torneos y ha tenido un gran éxito en casi todos ellos", continuó antes de referirse a las diferencias de calendario entre uno y otro: "A él le queda más combustible en el depósito... No he podido jugar todo lo que me hubiera gustado.

De algún modo estoy feliz por el, porque se lo merece".

Y zanjó: "De este modo he podido centrarme en jugar el torneo y no teniendo que estar hablando todo el rato sobre el mismo asunto... Desde luego que me hubiera gustado terminar como número uno, pero no puedes serlo si no puedes jugar muchos torneos, así que no hay problema para mí".

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion