Hora Libre

+1
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Fidel Herrera, un pantanoso político en salmuera

Aunque muchos veracruzanos lo extrañan, porque la corrupción pública también salpica, el exgobernador Fidel Herrera Beltrán se ha convertido (cuando disminuye la atención sobre su sucesor Javier Duarte) en el demonio que arrebató a Veracruz seis años de bienestar y desarrollo, además de ampliar las pillerías con el peor de sus discípulos, y lo más grave, quien dio entrada a la peor violencia criminal que ha terminado por marcar a Veracruz hasta nuestros días.
miércoles, 8 de noviembre de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Aunque muchos veracruzanos lo extrañan, porque la corrupción pública también salpica, el exgobernador Fidel Herrera Beltrán se ha convertido (cuando disminuye la atención sobre su sucesor Javier Duarte) en el demonio que arrebató a Veracruz seis años de bienestar y desarrollo, además de ampliar las pillerías con el peor de sus discípulos, y lo más grave, quien dio entrada a la peor violencia criminal que ha terminado por marcar a Veracruz hasta nuestros días.

Aunque los registros del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) marcan para los fatídicos años de Fidel Herrera cifras muy bajas en la incidencia delictiva del orden común, y prácticamente no se detectan alertas en homicidios dolosos y secuestros, en la realidad los pobladores eran asediados continuamente por el accionar de las bandas criminales, las que establecían cuotas obligatorias, el llamado derecho de piso o impuesto de guerra, para comerciantes y empresarios, e hicieron florecer el negocio del secuestro.



A tal grado eran frecuentes los secuestros que el mismo Fidel Herrera instituyó un fondo para el pago de rescates, con el que benefició un negocio en que las víctimas lo reconocían como parte, y llegó a extremos de personas, por ejemplo en Poza Rica, que fueron secuestradas hasta en tres ocasiones, sin que hubiera nada que remediara la situación.

El nombre de Fidel Herrera ha vuelto a aparecer en la prensa nacional. El fin de semana se dio a conocer, en el periódico Reforma, el contenido de un estudio publicado por la Escuela de Leyes de la Universidad de Texas en que, con base en los juicios contra elementos de Los Zetas realizados en San Antonio, Austin y Del Río, se detallan operaciones en que han estado involucrados los hermanos Humberto y Rubén Moreira, los últimos dos gobernadores de Coahuila.

Aunque el reporte se refiere al estado del norte, al hacer un análisis de contexto sobre el nacimiento, operaciones y desarrollo de esa banda criminal, el estudio se refiere al exgobernador veracruzano en dos párrafos, relacionados con el empresario veracruzano preso en Estados Unidos, Francisco Colorado Cessa:

"El 21 de noviembre del 2002, el primer líder de Los Zetas, Arturo Guzmán Decena, fue asesinado y fue sustituido por Heriberto Lazcano. A principios del 2004, Los Zetas comenzaron a expandir sus actividades de lavado de dinero y establecieron una red de pequeños y grandes negocios.

Una de estas compañías, ADT Petroservicios, fue un activo importante en las operaciones de lavado de dinero de Los Zetas. Francisco Colorado Cessa, el acusado en los Juicios de Austin, fundó la compañía.



"Ese mismo año, Los Zetas comenzaron a expandir su influencia en la esfera política. Efraín Torres, uno de los fundadores de Los Zetas, proporcionó grandes cantidades de dinero a un candidato a la gubernatura del Estado de Veracruz.

Según la declaración bajo protesta de un agente del FBI, este candidato fue Fidel Herrera, quien ocupó el cargo de gobernador de Veracruz del 2004 al 2010.

Durante los Juicios de Austin, varios testigos también mencionaron pagos a la campaña electoral de Fidel Herrera en el 2004."

Aunque ha salido de inmediato a contradecir lo señalado en el estudio, lo cierto es que han quedado varios testimonios e imágenes sobre la relación del cuenqueño con el empresario hoy preso en Texas.

A tapar la mierda, como los gatos

A finales de noviembre de 2015, poco antes de ser beneficiado con el consulado de México en Barcelona, la Policía Federal había descubierto una red de acoso a medios, periodistas y políticos que operaba desde la Ciudad de México, en que identificaba como uno de sus responsables al exgobernador Fidel Herrera Beltrán, además de un empleado de Televisa y al exdelegado en Cuajimalpa, a la postre diputado de la Asamblea Legislativa del DF, Adrián Ruvalcaba Suárez.

Con base en una denuncia anónima recibida por la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), turnada a la Unidad Científica de la Policía Federal, se inició una investigación que abrió un pozo lleno de alacranes.

Con la ayuda de un juez federal se logró intervenir teléfonos y correos electrónicos, y se descubrió que la red, apoyada en Juan Carlos Zaragoza Ríos, un empleado de Televisa, se dedicaba a coordinar desde años atrás campañas de difamación, desprestigio y, eventualmente, para realizar extorsiones, usando las redes sociales y otros recursos de internet.

Entre las publicaciones atacadas por el equipo de Zaragoza Ríos se contaban Aristegui Noticia, el portal Sin Embargo, un periodista del Grupo Imagen, Cuna de Grillos y otros medios y periodistas de la capital y del interior del país.

El portal Sin Embargo señalaba que, pese a que el expediente 074/2015 había sido abierto por la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), este organismo no lo había integrado y tampoco lo había turnado a un juez.

Y señala: "De las grabaciones se desprende que otro de los políticos que usaron ‘los servicios' de Zaragoza Ríos es Fidel Herrera Beltrán, ex Gobernador de Veracruz.

Él, o gente de él, pagaron al empleado de Televisa para acosar a Aristegui Noticias".

¿Qué quiso ocultar Fidel Herrera al utilizar a esta red de acoso? El 25 de octubre de 2015, en Hora Libre, escribíamos del tema:

"La imagen muestra la placidez de una cabalgata. Fidel Herrera Beltrán, entonces gobernador de Veracruz, lleva la brida de su caballo, protegido del sol por un sombrero blanco de ala ancha.

A su lado, más ostentoso, la camisa desabotonada y sombrero parecido, cabalga Francisco ‘Pancho' Colorado Cessa, sometido a juicio en Estados Unidos, acusado de servir para el blanqueo de dinero de un grupo criminal.

Los sigue, vestido con traje de charro, el entonces Subsecretario de Gobierno, Héctor Yunes Landa, actual Senador de la República y uno de los más fuertes prospectos para la candidatura priista para la gubernatura en 2016".

De algún lado salió la foto y fue publicada por varios medios. Para desaparecer ese incómodo testimonio, Fidel Herrera Beltrán utilizó la red criminal que desató una persistente campaña de intimidación contra medios de Tamaulipas, Veracruz y el Distrito Federal para que se bajara la imagen, utilizando incluso supuestos derechos de autor para amenazar con supuestas acciones legales por el uso no autorizado de una fotografía con copyright.

El reportaje reproducido también por Aristegui Noticias, el único medio que negó la ‘petición' hecha por la red de acoso, señala con pelos y señales cómo se realizó esta operación, con base en las escuchas de llamadas telefónicas.

En él se señala: "Se desconoce si el acosador tuvo contacto directo con el ex Gobernador o con alguien de su equipo. Lo que queda claro es que literalmente recorrió un número amplio de medios en Veracruz y Tamaulipas para limpiar el nombre de Herrera Beltrán y borrar de Internet las fotos que lo vinculan con Francisco "Pancho" Colorado, un hombre vinculado por las autoridades norteamericanas con el crimen organizado.

"En esa labor de "limpia", dio con el equipo de la periodista Carmen Aristegui, y con su sitio Aristegui Noticias. El entonces Jefe de Redacción y la misma comunicadora decidieron no retirar la imagen que, en tono amenazante, le exigía Zaragoza Ríos con el nombre de "Alejandro Rojo".

"Hay evidencia de al menos una decena de medios de Veracruz, el Distrito Federal y Tamaulipas que fueron atacados o acosados o engañados por el equipo de Zapata para defender a Herrera Beltrán.

Pero se desconoce cuántos medios más estuvieron bajo este acoso sistemático, y cuántos políticos más recurrieron a este empleado de la televisora para "limpiar" su imagen o para difamar a rivales".

Toda la investigación hecha por la Unidad Científica de la Policía Federal muestra no solo la manera en que Fidel Herrera pudo retirar prácticamente de todos los medios la fotografía en que aparece con Pancho Colorado; también otros trabajos que involucraban a otros políticos interesados en ‘asear' la internet de testimonios no muy convenientes para su fama pública y que pasaban por el registro de fotografías y videos ante el Instituto Nacional de Derechos de Autor (Indautor) para amenazar con juicios legales a los medios que no accedieran a bajarlas de sus páginas virtuales.

En el caso de Veracruz, dos periodistas conocidos, Marijose Gamboa (hoy diputada local panista) y Emilio Cárdenas Escobosa, la primera por una nota titulada "La mierda que dejó Fidel Herrera" y el segundo por la publicación de la fotografía en el portal De Interés Público, fueron presionados para que desaparecieran el registro gráfico so pena de ser perseguidos judicialmente por publicar sin autorización una imagen registrada ante el Indautor con los nombres de Jonhatan Torres Chavero y Efraín Anastacio Solorio González, bajo el título Colección Fidel.

Renace investigación contra exdelegado federal en Veracruz

No tardará mucho para que, en el ámbito federal, estalle el escándalo en que está involucrado un político veracruzano por el descubrimiento de un fraude descomunal que arroja una pérdida para el gobierno de la república de por lo menos 15 millones de pesos, cometido durante el tránsito de este personaje por una delegación federal en Xalapa.

La investigación está abierta y hace sospechar que el avance en la misma arrojará noticias sobre una malversación de cantidades mayores de recursos destinados originalmente a la salud de los trabajadores del Estado.

Mientras eso ocurre, el personaje de marras busca desesperadamente la obtención de un lugar privilegiado en la lista plurinominal para diputados federales, como su única tablita de salvación que lo aleje, gracias al fuero constitucional, de la mano pesada de la justicia federal, que está a punto de hacerle caer todo el peso de la ley.

En cualquier momento, su nombre aparecerá en la lista de los ajusticiados no por la Fiscalía General del Estado sino de la Procuraduría General de la República, y es que su caso afectó el presupuesto destinado por la Federación a mejorar los servicios de salud para el magisterio federal y demás trabajadores de las dependencias federales.

¿Salvará el pellejo? Pronto le daremos más pistas de la investigación y del investigado.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion