0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
"Brojob", la práctica sexual entre hombre heterosexuales

Agrandar
Algunos varones sostienen que no se trata de sexo porque no hay penetración con el pene
miércoles, 8 de noviembre de 2017
Por: Agencias
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Recientemente se han desarrollado diversas prácticas sexuales poco exploradas, entre ellas está "El brojob" que va desde el sexo oral, el frotamiento con ropa, masturbación con las manos, hasta la penetración por el ano con los dedos, entre dos hombres que se aseguran heterosexuales.

De acuerdo con Cultura Colectiva, en prisiones, escuelas militarizadas o fraternidades, esta conducta es relativamente "común" y a nadie le toma por sorpresa, debido a la falta de mujeres y buscaron una alternativa para satisfacer la necesidad innata por el placer sexual.

Sin embargo, esta práctica se ha vuelto cotidiana entre hombres que inclusive tienen una pareja estable.

Algunos varones sostienen que no se trata de sexo porque no hay penetración con el pene, afirman que no hay ningún otro tipo de relación entre ellos salvo la satisfacción física.

Es decir, no hay besos, abrazos y menos palabras románticas, justo después de llegar a la eyaculación todo termina.

Este fenómeno se ha incrementado y en los últimos años se ha vuelto parte de la conducta sexual de millones de hombres a lo largo del mundo.

"A veces los hombres se tocan con otros hombres y lo hacen por una serie de razones que no perciben como sexuales" indicó la doctora Jane Ward, autora del libro: Not Gay, Sex between Straight White Men para Queerty.

La especialista afirmó que estas prácticas no sólo son una señal de homosexualidad, sino una fobia a esta preferencia.

"Si puedo meter mi dedo en el culo de otro hombre y puedo hacer un gran espectáculo de lo estúpido que creo que es, y cuando he terminado me puedo levantar, todavía soy un hombre hetero, no gay.

Ahora soy más heterosexual".

La experta aseguró que durante toda su vida los hombres sienten la amenaza de ser llamados homosexuales y constantemente reciben acoso constante en la escuela, la familia, los medios de comunicación y el más leve descuido puede "convertirlos" en gays.

Debido a las constantes exigencias de hombría y virilidad, ellos necesitan reafirmar que no son homosexuales y, en el brojob encuentran esa confirmación.

Muchas personas perciben esta explicación como una absurda justificación para ocultar su verdadera inclinación sexual, la homosexualidad.

Otros piensan que esta actitud habla de un deseo extraviado y algunos afirman que se trata de una manifestación bisexual.

No obstante, muchos de los hombres que lo practican afirman que se trata de algo sin importancia, incluso, lo consideran una especie de "práctica" que puede llevarse a cabo aunque tengan pareja.