AL PIE DE LA LETRA
Raymundo Jiménez

0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Gobernador ‘cuenta cuentos’

Como ya va siendo costumbre cada vez que su administración pasa por alguna crisis política-mediática, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares ha vuelto a recurrir, ¡otra vez!, al trillado expediente del saqueo atribuido a la pandilla que encabezó Javier Duarte de Ochoa, su antecesor.
viernes, 13 de octubre de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Como ya va siendo costumbre cada vez que su administración pasa por alguna crisis política-mediática, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares ha vuelto a recurrir, ¡otra vez!, al trillado expediente del saqueo atribuido a la pandilla que encabezó Javier Duarte de Ochoa, su antecesor.

Este jueves, por ejemplo -luego de las críticas que recibió por exhibir las baratijas que Duarte y su esposa Karime Macías almacenaron en una bodega de Córdoba, mientras el diario Reforma revelaba que Alfonso Ortega López, uno de los operadores financieros del exgobernante priista y testigo clave en este caso, andaba vendiendo 14 inmuebles adquiridos con recursos del erario de Veracruz, entre ellos terrenos y un hotel en Tulum y Playa del Carmen, en Quintana Roo, valuados en más de 400 millones de pesos-, Yunes convocó a conferencia de prensa para presentar la página electrónica de Bienes Recuperados, en la que se incluyen 720 millones de pesos en efectivo y bienes inmuebles y muebles que, aseguró, están en proceso de venta.



La reacción de mandatario estatal del PAN sorprendió porque casualmente hace un mes, la Organización Nacional Anticorrupción (ONEA México) le había solicitado esta relación de recursos recuperados, pero Yunes se excusó con un pretexto absurdo.

Hace un par de semanas, ONEA México tuiteó: "Ante solicitud que hicimos a través de Infomex para conocer destino de recursos recuperados de #Duarte, #YunesResponde: ‘...se trata de manifestaciones de actos personales del titular del Ejecutivo Estatal realizados antes de haber asumido el cargo, por la cual no tienen la naturaleza de información pública'."

Lo mismo había dicho el 1 de diciembre de 2016, en su discurso de toma de posesión ante el Congreso local. "Hemos logrado recuperar bienes, muebles, inmuebles y recursos, por un valor superior a los 1,200 millones de pesos que habían sido robados a los veracruzanos (...) lo hice como gobernador electo, solo con voluntad, con recursos propios", comprometiéndose en esa ocasión a que "a partir de hoy, ya con la fuerza de gobierno, haremos todo lo necesario para que quienes llevaron a Veracruz a esta crisis, sean castigados con todo el peso de la ley".

Sin embargo, este jueves, cuando le preguntaron sobre algunos exfuncionarios duartistas que no han sido llamado a cuentas por la Fiscalía General del Estado -concretamente le mencionaron a los diputados locales Juan Manuel del Castillo, del PRI, y Vicente Benítez González, del PANAL; exsubsecretario de Finanzas y extesorero de Sefiplan, respectivamente-, Yunes respondió que "para nosotros no hay ‘intocables' y prueba de ello es que el jefe de la banda está en la cárcel y que está en proceso de investigación el otro jefe de la banda...", en alusión a los exgobernadores Duarte de Ochoa y Fidel Herrera Beltrán, a quien hace un mes la FGE mandó un citatorio a uno de sus domicilios particulares en Xalapa, pero no lo ha vuelto a requerir para que se presente a declarar sobre la carpeta de investigación FGE/FIM/CI/06/2016 referente al uso de medicamentos clonados y caducos presuntamente adquiridos en su administración y en la Duarte de Ochoa.



Otro personaje impune es el excontralor Ricardo García Guzmán, a quien Yunes acusó en su campaña de ser "tapadera de Duarte"; hoy, el exfuncionario y sus hijos -Ricardo y Rodrigo García Escalante, uno alcalde y el otro diputado local por Pánuco- renunciaron al PVEM para aliarse al PAN y apoyar el proyecto transexenal del gobernador panista.

Por cierto, en su toma de protesta, luego de detallar todos los bienes que había recuperado sin asumir aún la gubernatura, Yunes anunció que dichos recursos irían a un fideicomiso "en donde habrá representantes ciudadanos, de organismos de transparencia y del Congreso", lo que hasta la fecha sigue sin cumplir.

Celos tuxtlecos

Comentamos este jueves, aquí, sobre el foro denominado "Un gobierno exitoso" que será impartido por el alcalde de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez, el próximo domingo 15 al mediodía en el salón "Américas", ubicado en la calle de Gutiérrez Zamora número 302 en el Barrio de Chichipilco, de San Andrés Tuxtla.

Este foro fue convocado inicialmente por el alcalde electo sanandrescano Octavio Pérez Garay, un empresario y exdiputado local del PRI que contendió como "independiente" porque renunció al partido tricolor tras ser bloqueado por el actual edil priista Manuel Rosendo Pelayo, quien impuso como candidato al ex secretario del Ayuntamiento, Roberto Virgen Riveroll.

Sin embargo, en Los Tuxtlas se han desatado los celos porque otro alcalde electo, Julio César Ortega Serrano, quien ganó la presidencia municipal de Catemaco por la alianza PAN-PRD, también está convocando al mismo foro que impartirá el hijo del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares para que vean y conozcan "las estrategias para lograr municipios más felices".

¡Y eso que todavía no llegan al poder!

Apuñalan a exdiputado panista

Desde hace un mes, vecinos de las colonias aledañas al Instituto Tecnológico Superior de Xalapa (ITSX) demandaron urgentemente la presencia de más policías porque ya no soportan los robos y asaltos cotidianos de pandilleros y delincuentes que tienen asolada esa zona sur de la ciudad.

Este jueves, alrededor de las 7 de la noche, el ex regidor, ex diputado local del PAN y ex delegado federal de Secretaría de Trabajo, Alfonso Vázquez Cuevas, fue asaltado y herido de varias puñaladas en la pierna izquierda por un par de pillos que lo sorprendieron en el edificio de apartamentos que renta frente al ITSX.

¿Qué habrá que hacer para que las autoridades de Seguridad Pública del estado, en vez de mandar a un centenar de policías a desalojar a los inermes totonacos de Coxquihui que ante la muerte de dos menores de edad demandan mejores servicios de salud, deberían de atender el clamor de la indefensa ciudadanía que sigue estando a merced de la delincuencia?

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion