AL PIE DE LA LETRA
Raymundo Jiménez

0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Pésimos ‘cazadores’

Tal parece que al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares y a su fiscal Jorge Winckler les está fallando la puntería. Cosa de ver, por ejemplo, que en vez de apuntar a la recuperación de los bienes inmuebles y otras propiedades valiosas del exgobernador Javier Duarte y de los cómplices del exmandatario, Yunes y el titular de la FGE siguen más entretenidos en exhibir las baratijas que Duarte y su esposa Karime Macías dejaron almacenadas en una bodega en la ciudad de Córdoba.
miércoles, 11 de octubre de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Tal parece que al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares y a su fiscal Jorge Winckler les está fallando la puntería.

Cosa de ver, por ejemplo, que en vez de apuntar a la recuperación de los bienes inmuebles y otras propiedades valiosas del exgobernador Javier Duarte y de los cómplices del exmandatario, Yunes y el titular de la FGE siguen más entretenidos en exhibir las baratijas que Duarte y su esposa Karime Macías dejaron almacenadas en una bodega en la ciudad de Córdoba.



Y es que este martes, por ejemplo, el diario Reforma dio a conocer que Alfonso Ortega López, uno de los operadores financieros de Duarte de Ochoa y testigo clave en este caso, pasó a beneficiarse de la venta de 14 inmuebles y terrenos adquiridos con recursos del erario de Veracruz.

Según dicha publicación, este personaje, que ha colaborado con la PGR en las acusaciones contra el exmandatario, comenzó a vender las propiedades, entre ellas terrenos y un hotel en Tulum y Playa del Carmen, en el estado de Quintana Roo, las cuales fueron adquiridas con recursos públicos.

Actualmente, esos bienes -con más de 45 mil metros cuadrados de extensión- están valuados en más de 400 millones de pesos.

Paradójicamente, el mismo diario capitalino difundió que en un edicto publicado el pasado viernes en la Gaceta Oficial del Estado, la Fiscalía de Veracruz exhibió una lista de objetos asegurados en una bodega de Córdoba ligada al exgobernador y a su esposa.



Entre los bienes enlistados figuran 115 cuadros personales -autorretratos, fotografías de Duarte y Karime en el Vaticano con el Papa Benedicto XVI y dibujos-; dos plumas Mont Blanc; 56 reconocimientos, vajillas, palos de golf, juguetes, muebles, edredones, juegos de mesa y hasta bocinas y estéreos.

Además fueron enlistados títulos de acciones en Pemex y una fotografía en blanco y negro titulada "Moisés Mansur rejoneador", que el amigo y también operador financiero de la pareja dedicó a "mis hermanos Javier y Karime".

Por supuesto, también se incluye el famoso cuaderno de Karime con leyendas como "merezco abundancia", y una fotografía de Duarte y la exdirigente priista Beatriz Paredes con la leyenda "no fallarle al Pueblo".

Figuran igualmente sables de la Secretaría de Marina y una caja de puros con la leyenda "Presidente Felipe Calderón Hinojosa".

Otro de los objetos asegurados es una charola de plata entregada por los Reyes Felipe y Letizia de España, príncipes de Asturias.

Ah, y entre otras cosas más, también doce balones conmemorativos, unos del Real Madrid de 1902 y otros de los mundiales de 1974 y de 1994.

¡¡Qué tesoro!!

Rechaza presiones políticas

Por cierto, el gobernador Miguel Ángel Yunes advirtió ayer que no tolerará presiones políticas como el bloqueo de carreteras que realizaron este lunes los pobladores de una comunidad del municipio de Coxquihui que no están satisfechos con las explicaciones que las autoridades sanitarias les han dado sobre la muerte de dos menores de edad y la hospitalización de otros 12 infantes, que fueron internados también por la misma afección de vías respiratorias.

Los manifestantes fueron desalojados violentamente por un centenar de elementos de la policía estatal.

Este martes, Yunes Linares declaró a una radiodifusora porteña que "ayer ordené el desalojo y que se procese a las personas que bloquearon; es una decisión que yo asumí".

¡Qué diferencia de hace un año, cuando él, su hijo Miguel Ángel Yunes Márquez y hasta el dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya, alentaron a un grupo de alcaldes panistas y perredistas para posesionarse ilegalmente del Palacio de Gobierno y de la Casa Veracruz!

¿Y Miguelito?

Trascendió que este lunes, en la sede de un centenario club ubicado actualmente en el número 150 de Paseo de la Reforma en la Ciudad de México, hubo una reunión cumbre de dirigentes partidistas, coordinadores parlamentarios y principales cuadros en gobiernos estatales y locales.

El encuentro, dicen, fue encabezado por Ricardo Anaya, Alejandra Barrales y el veracruzano Dante Delgado Rannauro, líderes del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, respectivamente.

Aunque en un principio algunos llegaron a suponer que uno de los temas que se tocaría sería el de la renuncia de Margarita Zavala al PAN y su impacto en el Frente Ciudadano por México, al final este asunto ni siquiera en broma se aludió.

En realidad, la reunión fue convocada con el propósito de formar un bloque legislativo para la pelea que se aproxima por los recursos que la Federación asignará a estados y municipios en el Presupuesto de Egresos 2018, bolsa que, en un principio, algunos gobernadores pretendían gestionar directamente por su cuenta.

Ahora, en cambio, los mandatarios estatales presentes -como el perredista Graco Ramírez, de Morelos; el panista Miguel Márquez, de Guanajuato; el tabasqueño Arturo Núñez (PRD) y Miguel Ángel Yunes, de Veracruz- dieron su voto de confianza a los líderes del Frente Ciudadano por México.

Por cierto, a esta reunión acudió también el presidente municipal de Guadalajara, Enrique Alfaro, de Movimiento Ciudadano, de quien todo mundo afirma que será el candidato de la alianza PAN-PRD-MC a la gubernatura de Jalisco el año entrante, la cual estuvo a punto de ganar en 2012.

¿Y al edil boqueño Miguelito Yunes Márquez, que aspira a heredar la gubernatura de Veracruz en 2018, sí lo llevó su papi?

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion