Hora Libre

0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
¿Un gobernador en campaña?

A punto de cumplirse el primer tercio del periodo proselitista que realizan todos los partidos políticos en Veracruz para lograr gobernar al mayor número de los 212 ayuntamientos, prácticamente no hay tendencias definitivas en ningún municipio, si bien pareciera que, en términos generales, hay una lucha frontal en la cima entre el PAN y Morena.
miércoles, 10 de mayo de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
A punto de cumplirse el primer tercio del periodo proselitista que realizan todos los partidos políticos en Veracruz para lograr gobernar al mayor número de los 212 ayuntamientos, prácticamente no hay tendencias definitivas en ningún municipio, si bien pareciera que, en términos generales, hay una lucha frontal en la cima entre el PAN y Morena.

Según Renato Alarcón, presidente estatal del PRI, contra la tendencia histórica de los comicios municipales que siempre han arrastrado pasiones y, por ende, una mayor participación en las urnas, en la elección del 4 de junio crecerá el abstencionismo, porque los veracruzanos están cansados de tantas elecciones.

Y es que no ha habido descanso en los últimos años.



Como lo hemos planteado aquí, prácticamente ningún gobierno estatal (y el actual, menos, porque quien lo preside quiere perpetuarse a través de sus hijos), se ha dedicado plenamente a la labor de gobernar, sin ningún interés más allá de dejar constancia de la obra en favor de sus gobernados.

Cada acción y cada omisión gubernamental tiene sentido en función de lo que viene.

No bien tomó protesta como gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares aprestó las armas y a sus combatientes para ganar el mayor número de municipios en los comicios que se celebrarían siete meses después; por supuesto, le interesa ganar las principales plazas, como Xalapa, Veracruz, Boca del Río, Tuxpan, Poza Rica, Córdoba, Orizaba, Minatitlán y Coatzacoalcos, pero sobre todo que su hijo Fernando Yunes Márquez, Senador con licencia, gane la alcaldía de Veracruz.

Y no la tiene fácil.

Aunque tiene todo el apoyo del gobierno estatal, pese a que en muchas dependencias estatales, detrás de los despedidos llegaron hordas de boqueños a posicionarse de los puestos con el único fin de hacer trabajo proselitista a favor del PAN, y a que el gobierno estatal ha sido muy cuidadoso de amenazar a los ayuntamientos priistas de prestar apoyo material a sus candidatos so pena de ser investigados y juzgados por posibles desvíos de recursos, lo cierto es que los primeros cinco meses han estado plagados de inconsistencias, desplantes, aberraciones jurídicas, actitudes autoritarias y la mentirosa adjudicación de logros materiales en realidad promovidos por otros actores políticos y niveles de gobierno.

Y la gente se ha dado cuenta de la forma en que se ha buscado hacer política desde el pináculo del poder, aunque Yunes Linares diga que no se metería en los comicios.

Antes de la veda electoral, se dedicó a anunciar obras que no se comenzarán a hacer sino hasta uno o dos meses después de los comicios; a inaugurar obras realizadas por los ayuntamientos con recursos gestionados por los alcaldes ante el gobierno federal y, lo más fuerte, a atacar al principal enemigo a vencer, Movimiento Regeneración Nacional (Morena), a sus dirigentes estatales y diputados federales, y al dirigente nacional Andrés Manuel López Obrador.



A desacreditar a Morena mediante acusaciones que no han tenido sustento sólido y la publicitación de videos en los que ha aparecido la diputada y excandidata a la alcaldía de Las Choapas, Eva Cadena, y a meter a la cárcel selectivamente a funcionarios priistas del gobierno anterior, en medio de un ruido mediático en torno a la supuesta cacería de toda la pandilla es a lo que ha dedicado su mayor tiempo y atención, lo que significa una preocupación centrada no solo en los comicios de este año sino también en los del próximo, cuando es posible que lance al actual alcalde de Boca del Río como candidato panista a sucederlo.

El propio hecho de mantener al Fiscal General, Jorge Winckler, puede ser entendido como una medida para evitar que se le juzgue por no saber armar a su equipo, aunque este abogado no esté satisfaciendo las expectativas de justicia de los veracruzanos.

Puede que las expectativas de venganza de su jefe sí las esté cumpliendo, pero Veracruz tiene más de una década sin que le funcionen sus instancias de justicia.

Aunque hasta diputados locales han pedido licencia para ir a apoyarlo, Fernando Yunes Márquez no la tiene fácil. Enfrente tiene a un fuerte empresario impulsado directamente por AMLO y Morena, Ricardo Exsome, mucho más conocido, y a otro empresario, Fidel Kuri, dueño del equipo Tiburones Rojos, que arrastra a la población jarocha.

Caerán los pisos de votación de todos los partidos

Cuando Renato Alarcón nos comentó a un grupo de columnistas con que se reunió el lunes 8, que él veía que el piso de votación de los principales partidos se caería, justo en una elección que es la más competida y de mayor participación de votantes, la primera pregunta que me surgió fue si esto significaría que los votos dejados por PRI, PAN y Morena serían otorgados a los demás partidos, los pequeños, aquellos que tienen más posibilidades en los ámbitos locales, con candidatos más reconocidos y cercanos a la gente.

Pero Renato, que ha crecido con dirigir a un partido derrotado, sin apoyo de un gobernador de su partido, cargando el enorme desprestigio de Javier Duarte y sin dinero para hacer campaña, respondió que todos caerían.

Le pregunté si no veía que eso no se reflejaría en Morena, único partido que ha crecido exponencialmente entre su primera y segunda elecciones, y lo que respondió deberá ser analizado con pinzas: Morena no crecerá y es posible que, en términos globales, disminuya su votación, porque no tendrá los fuertes apoyos financieros que le brindó Javier Duarte en la elección para Gobernador y Congreso local el año pasado.

Los priistas tienen tiempo señalando este flujo clandestino e ilegal de recursos a la campaña de Cuitláhuac García Jiménez en 2016; el candidato Héctor Yunes lo dijo durante la campaña y lo ha reiterado; el gobernador Yunes Linares también ha hablado de apoyos subrepticios, aunque se ha agarrado de los recursos que le daba su antecesor a los ejidatarios de Tatahuicapan, quienes cada vez que se retrasaba la ministración cerraban las válvulas de la Presa Yuribia y dejaban sin agua potable a medio millón de habitantes de Coatzacoalcos y Minatitlán.

Las pistas apuntan hacia el gobierno estatal, a través de su secretario de Gobierno, cuando se habla de los tres videos que pusieron en el ámbito nacional el tema de la corrupción de la excandidata a la alcaldía de Las Choapas, Eva Cadena.

Y este martes, el propio Miguel Ángel Yunes anunció que muy pronto aparecerán evidencias de más recaudadoras de López Obrador, como la todavía diputada local que, según el mandatario, está acreditado que entregó dinero al dirigente nacional durante la vista que realizó a Las Choapas.

Independientemente de estos movimientos que incrementan en la población su hartazgo hacia los políticos, lo que puede traducirse en una menor participación ciudadana, lo cierto es que solo basta poner un poco de atención para conocer los motivos de acciones, declaraciones y hasta omisiones.

Sobre el reconocimiento del Senado a periodistas

Los premios no hacen al periodista. Lo hace su trabajo diario, en diferentes frentes, generalmente solitario frente a su instrumento de trabajo, que antes era una máquina de escribir y que hoy es una computadora.

Puede ser un acucioso reportero, un inteligente entrevistador o un crítico analista de las diferentes realidades, y puede andar por la mañana recogiendo datos u observando determinados fenómenos sociales, pero al final del día se enfrenta, solo, a la forma y el fondo del producto informativo que ofrece a la comunidad a través de los medios de comunicación.

Lo digo a propósito del reconocimiento al mérito periodístico que entregará la Comisión Especial para dar seguimiento a las agresiones contra periodistas y medios de comunicación del Senado de la República y la organización Comunicadores por la Unidad, que a nivel nacional preside Leonardo Rosas Ramírez y que en Veracruz aprovecha el conocimiento del medio periodístico de Ingrid Huesca, quien hizo llegar los perfiles de varios periodistas locales.

El comité organizador se decantó por un servidor, por las compañeras Ana Laura Pérez Mendoza y Brisa Gómez Portillo, y por el colega Luis Ramírez Baqueiro.

A las 16:00 horas del miércoles 7 de junio, justo cuando se celebra en México el Día de la Libertad de Expresión, en el viejo edificio de Donceles del Senado de la República, varios periodistas del país recibiremos este reconocimiento como un aliciente a nuestro trabajo cotidiano.

Es la primera vez que periodistas de Veracruz seremos distinguidos por el Senado de la República, pero en los años por venir tenga por seguro que nuestra entidad aportará siempre a comunicadores destacados, no solo de Xalapa, sino también del norte, centro y sur de la entidad, donde hay calidad y compromiso para las tareas informativas.

Me han sorprendido gratamente las muestras de solidaridad, las manifestaciones de cariño y de reconocimiento que he recibido de muchas personas y organizaciones, tanto de Veracruz como de otros estados y países, que han seguido mi trabajo periodístico a través de esta columna.

Acaso lo más importante de un premio no sea el premio en sí, sino la ocasión maravillosa de constatar que el trabajo que uno realiza en solitario, que el mensaje que uno lanza al océano dentro de una botella, ha llegado a varios destinatarios.

Comentarios: belin.alvaro@gmail.com | www.alvarobelin.com | Twitter: AlvaroBelinA | Facebook | Google+ | Linkedin | Instagram

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Más Visto