Punto de Vista

Filiberto Vargas Rodríguez

0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
La rabieta del gobernador

Miguel Ángel Yunes Linares no debe dejarse dominar por ese mal genio que lo ha estigmatizado durante toda su carrera pública. De nada sirve amenazar, de nada sirve señalar a sus opositores como “traidores” o “enemigos de los veracruzanos”. Su responsabilidad, su deber como gobernador, es convencer a las distintas fuerzas políticas de la entidad para que apoyen su proyecto de gobierno. Ellos no están obligados a seguirlo a ciegas.
jueves, 16 de marzo de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Prefacio.

Interesante, la reflexión del panista veracruzano Luis Pazos de la Torre, en su colaboración para El Financiero. Advierte que el caso de corrupción de Javier Duarte no es más que resultado de las facilidades que han tenido los gobernadores, durante muchos años, para disponer de los recursos públicos sin control alguno.

*** "El padre de Javier Duarte (difunto), honesto y trabajador, fue mi amigo y compañero en el ITESM, a su madre y tíos los conozco desde la escuela.

De ellos no aprendió a robar. Vio, desde que fue Secretario de Finanzas del gobernador anterior, cómo se podían desaparecer o desviar miles de millones sin dar cuentas a nadie y con una completa impunidad", narró aquel que fuera candidato del PAN al gobierno de Veracruz.

*** Explica que cuando el Presidente de México ya no fue priista, a los gobernadores de ese partido "les salió lo de ‘estados libres y soberanos'.

Y al tener mayoría en los Congresos locales y pagar la nómina al poder judicial, hacían lo que se les pegara la gana con los recursos.

"Con esas desviaciones integraron una bolsa de miles de millones para financiar la campaña de su candidato. Al ganar, asumieron que el nuevo presidente priista y un Congreso de mayoría priista, no les exigirían transparencia ni rendición de cuentas", detalló.

*** "La corrupción en los estados aumentó a partir del 2000. Se intensificó más en Coahuila, Tamaulipas, Quintana Roo, Estado de México y Veracruz, donde los ‘gobers' priistas consideraron que cooperar con cientos de millones a la campaña presidencial les daba fuero para robar". *** Hoy estamos viviendo las consecuencias.



* * *

La renegociación de la deuda es importante y necesaria. No es, sin embargo, la única medida que debe tomar la administración de Miguel Ángel Yunes Linares para sacar a Veracruz de la crisis financiera.

Los diputados locales no estaban obligados a respaldar la solicitud de renegociación en los términos planteados por el gobernador. Su deber es velar por el buen uso de los recursos públicos y una de sus tareas es evitar que crezca sin control la deuda del Estado.

¿Que a Alemán, Fidel y Duarte se los permitieron? Cierto, pero fueron otros diputados, y era muy distinta la correlación de fuerzas en el Poder Legislativo.



Miguel Ángel Yunes Linares no debe dejarse dominar por ese mal genio que lo ha estigmatizado durante toda su carrera pública. De nada sirve amenazar, de nada sirve señalar a sus opositores como "traidores" o "enemigos de los veracruzanos".

Su responsabilidad, su deber como gobernador, es convencer a las distintas fuerzas políticas de la entidad para que apoyen su proyecto de gobierno. Ellos no están obligados a seguirlo a ciegas.

Su mensaje de frustración, desahogo y rabieta, está lleno de barbaridades, de exageraciones, de melodrama y de obviedades.

Es absurdo que hable de una renegociación con los bancos acreedores a pesar de la negativa del Congreso. Todos los créditos que ha contratado el Estado tienen que estar avalados por el Poder Legislativo, pues así lo establece la Constitución.

Ningún banco moverá un ápice dichos contratos, si el negociador no tiene el aval de los diputados.

La reducción de salarios y un severo ajuste al gasto público, son medidas que la administración de Miguel Ángel Yunes Linares deberá tomar, con renegociación o sin ella.

Hasta la fecha, más de cien días después de que inició su gobierno, no ha tomado una sola medida tendiente a reducir su gasto operativo.

¿Reducir el salario de los diputados o el presupuesto del Congreso? No está entre sus facultades.

El riesgo de que las instituciones bancarias "castiguen" a Veracruz es real. Como bien lo informó Yunes Linares, los créditos contratados tienen condiciones que la administración estatal ha incumplido.

Una de ellas es que la deuda de corto plazo (la de proveedores y contratistas) no supere los 4 mil 400 millones de pesos, cifra que ha sido rebasada desde el pasado gobierno; otra condición es que Veracruz mantenga una calificación crediticia de A, la cual perdió desde hace mucho tiempo.

Ya el año pasado el gobierno de Veracruz consiguió que las instituciones bancarias no aplicaran esas sanciones, con el compromiso de corregir la situación financiera estatal.

Eso no se ha conseguido, y por ello es indispensable que se renegocie la deuda a un mayor plazo y en condiciones más blandas.

Pero eso no se consigue a las patadas. Si para conseguir un crédito requerimos de un aval, no lo agarramos de las solapas y lo sacudimos para obligarlo a firmar.

Lo convencemos de que la medida es necesaria, y de que una vez conseguido el crédito se tomarán todas las previsiones para garantizar el cumplimiento de los compromisos.

Eso es lo que no ha hecho Miguel Ángel Yunes Linares.

Ha perdido de vista que se le eligió como gobernador, no se le regaló el estado.

Yunes Linares dijo en su conferencia de prensa que hará "lo que sea necesario" para salir adelante, y que no descartaba "ninguna opción".

Eso es bueno. La opción que debe analizar, es la de sentarse a dialogar con cada uno de los diputados locales, convencerlos de la importancia de esta renegociación, y escuchar sus propuestas e incorporarlas en la medida de las posibilidades.

Eso es hacer política, eso es gobernar.

Debe entender que quien piense distinto que él no forzosamente es su enemigo.

* * *

Epílogo.

Por aquello de las malditas "percepciones". Son datos que aporta el analista del periódico El Universal, Héctor de Mauleón: De acuerdo con la empresa Lantia Consultores, en el mes de febrero de 2017, en Guanajuato hubo 142 ejecuciones.

Le siguió Veracruz con 137. En tercer sitio se ubicó Guerrero con 128 y en la cuarta posición, con 80, Baja California. El mes cerró en todo el país con mil 332 homicidios relacionados con el crimen organizado.

*** Y para la contabilidad del mes de marzo, hay que incluir a las cuatro personas que fueron asesinadas a balazos por desconocidos cuando se encontraban en un taller mecánico ubicado en la carretera Pánuco-Tempoal de la colonia Olmeca.

Cerca de las 11 de la mañana de este miércoles, habitantes de dicha colonia alertaron a las autoridades sobre un enfrentamiento a balazos en el taller de denominado "Muelles El Jarocho".

En el sitio encontraron sin vida a cuatro hombre de entre 25 y 40 años, todos con impactos de bala. *** También hay que considerar a los tres muertos de la balacera en Poza Rica, que se consignó en este mismo espacio.

Resulta que cerca de las 15:30 horas del martes reportaron la presencia de personas armadas en la Central de Abastos de Poza Rica. Elementos de la Fuerza Civil acudieron y ubicaron un Volkswagen Jetta, placas MZR-6970, color azul, con reporte de robo.

A bordo viajaban tres personas, quienes al notar la presencia policial se dieron a la fuga. Varias calles más adelante el vehículo de los maleantes chocó contra un puente de metal y sus ocupantes se enfrentaron a tiros a la policía, para finalmente ser abatidos.

Un uniformado también resultó herido.

filivargas@gmail.com

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion