Mussio Cárdenas

Informe Rojo

0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Flavino Ríos: la fuga de Duarte y los enredos del cómplice

Lleva dos ex gobernadores Yunes: a Dante Delgado lo refundió en la cárcel acusado de corrupción, y salió no por inocente sino por haber sido acusado a destiempo, y a Flavino Ríos lo recluye por encubrir y facilitar la fuga de Javier Duarte.
lunes, 13 de marzo de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Lleva dos ex gobernadores Yunes: a Dante Delgado lo refundió en la cárcel acusado de corrupción, y salió no por inocente sino por haber sido acusado a destiempo, y a Flavino Ríos lo recluye por encubrir y facilitar la fuga de Javier Duarte.

Aciago este domingo para Flavino Ríos Alvarado, que pasadas las 8 de la mañana siente la mano de la ley en su humanidad, detenido al salir de su hogar en Xalapa, acusado de ser el artífice de la huida de Javier Duarte, el 13 de octubre de 2016.

Corre la versión en tiempo real, como si a Reforma se lo hubiera filtrado Miguel Ángel Yunes Linares, el gober azul. O se lo filtró.

Escueto, refiere el mensaje del diario en la red Twitter, que el ex gobernador interino había sido detenido bajo cargos de encubrimiento y facilitar la fuga del gordobés.

Un par de horas después, en entrevista con XEU, Ríos Alvarado confirma su detención y advierte que no tendría problema para probar su inocencia.

Erró. Por la tarde le fue determinada prisión preventiva de un año, vinculado a proceso por la huida de Javier Duarte.

Su historia se remonta al 13 de octubre de 2016, cuando Javier Duarte fue visto por última vez, usando un helicóptero del gobierno de Veracruz, facilitado por Flavino, aunque éste de inicio lo negó.

Cinco días después, el 18 de octubre, Flavino Ríos rechazaba el señalamiento, cualquier vínculo con la fuga de Javier Duarte.

Tajante, le decía a la periodista Adela Micha, en Radiofórmula que no había prestado aeronave alguna, que consultaran las bitácoras de cada unidad, que si hubiera alguna responsabilidad "que se me castigue".

Eran sus palabras:

"Incluso ayer que me enteré de la noticia di indicaciones a la Dirección de Transportes Aéreos, que depende de la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas, para que pusiera a disposición de la autoridad competente, en caso de que sea necesario o que lo solicite, todas las bitácoras de todos los transportes aéreos con los que cuenta el gobierno de Veracruz y que si hay alguna irregularidad, responsabilidad o algún acto ilegal o indebido, pues que se me castigue".

-¿Usted le prestó un helicóptero para salir del estado?

-Falso completamente.

-¿No usó (Duarte) ningún helicóptero propiedad del gobierno del estado?

-No sé, te soy sincero, no sé, lo cierto es que yo no presté ningún helicóptero, si hizo uso de algún transporte aéreo del gobierno del estado se está investigando.

Ofrecía poner a disposición de la autoridad las bitácoras de los vuelos del jueves, viernes, sábado, domingo; "todo lo que solicite".

Refería el ex gobernador interino que desde su toma de protesta no había mantenido ninguna comunicación con Javier Duarte. Sin embargo, los hechos lo desmintieron.

Él mismo se desmintió.

Meses después,Flavino Ríos intentó matizar su error. Algo no cuajó en su maniobra. Las bitácoras de vuelo, las bitácoras originales, lo delataban.

Dijo el 7 de noviembre:

"Él (Javier Duarte) pidió un helicóptero que lo trasladó a Coatzacoalcos, lo pidió directamente al aeropuerto. Pedí a la gente del aeropuerto que le dieran las atenciones de un gobernador porque yo no sabía que existía una orden de aprehensión".

En otra declaración apuntó:

"Yo no sabía en ese momento que existía una orden de aprehensión, tampoco tenía por qué saberlo, no es algo que me informe la PGR.

Él habló al aeropuerto, pidió un helicóptero, se lo proporcionaron, y se trasladó a Coatzacoalcos".

Una versión difundida por el periódico Diario de Xalapa detalla la forma en que presuntamente habría facilitado Flavino Ríos la fuga de Javier Duarte.

Aquí el texto.

"De acuerdo a lo narrado, horas después de tomar el cargo como gobernador interino, el 13 de octubre de 2016, Flavino Ríos Alvarado se presentó en las instalaciones de la dirección de aeronáutica en el Aeropuerto de El Lencero entre las nueve y diez de la mañana para hablar con Ricardo Casanova Morales, analista de proyectos de aquel departamento.

"En la reunión, Flavino Ríos dio la orden a Casanova Morales de brindar todas las facilidades logísticas al exgobernador Javier Duarte de Ochoa debido a actividades propias de su cargo (¿cuál cargo si ya no era gobernador?).

"Al siguiente día -14 de octubre- a las 15 horas Ricardo Casanova recibió la llamada de un número desconocido al que le comunicaron a Duarte de Ochoa.

El exmandatario preguntó en qué tiempo tendría listo un helicóptero, a lo que el encargado respondió entre 40 y 50 minutos.

"Fue cerca de las 16:30 horas cuando Casanova Morales recibió otra llamada de número desconocido -con lada de la Ciudad de México-, al otro lado de la línea Duarte de Ochoa le solicitaría que una aeronave fuera enviada al Agrocentro Siglo XXI, que se encuentra en la carretera Xalapa-Veracruz, en la localidad de Puente Nacional.

"Ricardo Casanova Morales se comunicó a la oficina de Miguel Pablo Portugal para que ordenar que recogieran a Javier Duarte en el lugar antes señalado; por lo que 20 minutos después despegó el helicóptero del aeropuerto El Lencero sin pasajeros, solamente con el piloto y el copiloto, Jesús Jaime Peregrina y Francisco Javier Herrera, respectivamente.

"La aeronave recogió al gobernador en el Agrocentro con una persona desconocida e informó que cambiarían de destino debido a que se trasladarían al centro de convenciones de Coatzacoalcos.

Una vez que aterrizaron ambos pasajeros subieron a un vehículo con rumbo desconocido.

Desata su aprehensión una reacción airada del priismo de Veracruz, de sus pares, del séquito que en los tiempos de Javier Duarte se montaban en el saqueo, o callaban ante el atraco a las arcas.

Protesta el PRI, sus aliados en la oposición y un sector de la prensa que lo ve como víctima del gobernador Miguel Ángel Yunes linares, de su sed de venganza, de su fobia al duartismo y a Flavino Ríos por ser el que operó la fuga.

Del saqueo, del abuso de poder, del atropello a la ley no habló Pepe Yunes, el senador, en la mayor parte del sexenio duartista. Lo hizo al final, cuando sintió que se podría descarrilar.

Hoy sí. Increpa y cuestiona, vía Twitter:

"Como todos en Veracruz, demando combatir la impunidad y corrupción, pero sin sesgos ni conveniencias políticas ni como estrategia mediática".

Un segundo mensaje dice:

"El proceso de Flavino Ríos se debe llevar conforme a derecho y respetando las garantías individuales".

Héctor Yunes, el otro senador, fue el último en enterarse que a su compañero priista lo tenían en prisión. También acudió a Twitter:

"Por el bien de Veracruz, esperamos que la detención de Flavino no sea una acción injuriosa disfrazada de justicia".

Hay otro que no es priista pero también increpa a Yunes Linares por la aprehensión de Flavino Ríos. Es Andrés Manuel López Obrador, líder de Morena.

"Es un acuerdo (...) es propaganda, nada más -dice-. Tan es así que Yunes acaba de apoyar al que fue contralor de Duarte para que sea candidato a presidente municipal de Pánuco del PAN".

Otros priistas, los de la cúpula, desdeñan a Flavino Ríos. Refieren que debe ser investigado, procesado y si tiene responsabilidad, que pague.

Enfrenta Yunes Linares el escarnio. Le imputan que es show, caja china, distractor ante la ola de violencia y muerte, los cárteles dirimiendo sus conflictos a punta de bala y sangre, el escándalo por la impunidad de los duartistas, acogidos en el PAN y en el gobierno yunista como héroes, olvidando que fueron cómplices en el saqueo a Veracruz.

Pocos, sin embargo, saben lo que entraña Flavino Ríos. Yunes azul sí. Conoce su operación política, su estructura de poder, sus filias y sus fobias, los amigos y rivales.

Gobierna Flavino Ríos a Veracruz desde los días del alemanismo, tripulando a Alejandro Montano Guzmán, el guarura del ex gobernador Miguel Alemán, el ex secretario de Seguridad Pública que lo llevó a encabezar el Consejo Estatal de Seguridad Pública y la Secretaría de Gobierno con todo lo que implica: el pulso de la violencia, la identidad de los capos, el negocio ilegal y sus ramificaciones, las complicidades, la capacidad de agresión de los grupos que conforman el crimen organizado.

Cae Flavino Ríos cuando se recrudece la violencia en Veracruz, los cárteles disputando el territorio, sembrando muerte, disparando los índices delictivos, irritando a la sociedad, motivando la embestida de los que avizoran que Yunes Linares ya fracasó.

Cae Flavino Ríos cuando la violencia se dispara. Así ocurrió con el falso general Arturo Bermúdez Zurita, ex secretario de Seguridad Pública, de imagen siniestra sobre quien pesa la acusación de operar con policías vinculados al crimen organizado, de lucrar con la muerte, el secuestro, el levantón, las fosas, la venta de protección.

¿Qué entraña su aprehensión? ¿Sólo haber facilitado la huida de Javier Duarte o la ola de violencia que golpea a Veracruz, operada por el duartismo?

Hoy, por lo pronto, duerme en prisión.

-

Archivo muerto

-

Cuatro días en Veracruz y El Peje López Obrador ve arder a Morena. Le toca tomatiza en Coscomatepec, protestan en Cosautlán, acusan de gandalla al líder estatal, Manuel Huerta Ladrón de Guevara, le cursan una carta en que un militante le expresa que hasta antes de la gira del Dios Peje, suponía que el negocio de las candidaturas a las alcaldías era tema de Huerta y los diputados Rocío Nahle García y Cuitláhuac García Jiménez, pero bastó ver la vehemencia de Andrés Manuel, su defensa de Huerta, Nahle y Cuitláhuac, los desaires a la militancia que denunciaba la burla, el tono cómplice del dueño de Morena, para saber que el autor intelectual del atropello al proceso de selección de candidatos era el propio Peje.

Célebre la lluvia de tomate en Coscomatepec, el jueves 9, siendo blanco de la metralla roja Manuel Huerta -"El Tigre de Santa Julia"-, cabeceando los obuses Rocío Nahle y agazapado Cuitláhuac García.

Obvio, Dios Peje le imputa el episodio de los tomates asesinos al gobernador de la monarquía de la moronga azul, Miguel Ángel Yunes Linares, y también las protestas en Xalapa, y la toma de la sede estatal, y las cartas de los militantes, y los reclamos en las redes sociales.

Y quizá, en parte o en todo, tenga razón. La militancia ejerce su derecho a la protesta y Yunes azul opera y los sacude desde afuera de Morena y también por dentro.

Y esto, si se analiza a fondo, es lo peor que podría ocurrirle al Dios Peje. Si Yunes agita a Morena y exhibe la violación de sus principios rectores -"no robar, no mentir, no traicionar al pueblo"- qué vulnerable es el partido de quien ya se siente presidente de México.

¿Dónde más han tomateado a López Obrador?... Dos semanas más, quizá tres, y serán sacudidas de nuevo las estructuras fidelistas y duartistas.

Viene una denuncia penal que implica a los ex gobernadores Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa, a funcionarios de sus gobiernos, de Invivienda del duartismo y del mismo yunismo, secretarios de Desarrollo Social y Medio Ambiente, empresarios inmobiliarios, constructores, tres notarios públicos, titulares de fideicomisos, dos ex síndicos municipales y hasta el célebre narcoempresario Francisco "Pancho" Colorado Cessa, preso en Estados Unidos, condenado a 20 años de cárcel por lavar dinero para el grupo delincuencial Los Zetas.

Eso sí, muy cuate de Fidel. Se trata del caso Tony Macías, operador de Fidel Herrera, detentador del Parque Tecnológico Puerto México.

Les serán imputados mínimo 10 delitos... Marrullero, Leonardo Cruz Casas es de los magistrados que no imparten justicia; la tuercen; la rebuscan, y si pueden, la traicionan.

Insoslayable ya la inhabilitación de regidores en el ayuntamiento de Coatzacoalcos, por desacato a la sentencia emitida por el Tribunal de lo Contencioso Administrativo, su tribunal, a favor de la constructora Pluvial del Golfo -Pluviales-, el magistrado lanza un último salvavidas al alcalde Joaquín Caballero Rosiñol.

Recibe la propuesta del cabildo porteño de entregar dos predios en Ciudad Olmeca para saldar el pago que reclama la compañía por la construcción del último tramo del malecón costero y los daños y perjuicios.

El cabildo aprobó esa solución, el 3 de marzo, luego que INFORME ROJO hiciera público que los 13 regidores serían inhabilitados por desacato, al negarse a cumplir con la sentencia del tribunal.

Hasta entonces, los ediles desconocían oficialmente la gravedad del caso. Ahora, sin que aún haya aprobado el Congreso de Veracruz la desincorporación de los bienes municipales, Leonardo Cruz Casas da vista a Pluviales y le otorga tres días para responder si acepta la oferta del cabildo de Coatzacoalcos, una auténtica sinvergüenzada.

¿Y el Congreso qué? ¿Está pintado, no existe, se le puede pisotear? Responde Pluviales con un no tajante. Le dice al magistrado trastupijes que no admite el trueque, que el contrato de obra establece pago en dinero, no con bienes municipales, y le reitera que no sólo son los 3 millones 265 mil pesos sino los daños ocasionados, incluidos impuestos pendientes al SAT y cuotas al IMSS, que no ha podido cubrir por insolvencia económica.

Pluviales "se opone, a aceptar inmuebles o terrenos rústicos, que son propiedad del acerbo de los habitantes de Coatzacoalcos, y sobre todo la forma de trueque que pretende la parte demandada subsanar dicho deudo, a sabiendas, que es una sentencia líquida".

Desacató el cabildo de Coatzacoalcos la sentencia, erró en la forma de pago y tendrán que ser inhabilitados los 13 regidores. O lo hace el magistrado Leonardo Cruz Casas o lo hará un juez federal una vez que se dé trámite al juicio de amparo... Ya en abierto, Lezek Lira Cortés se viste de azul.

Asiste el ex subdirector del DIF Coatzacoalcos, priista, a la conferencia de prensa en que los precandidatos del PAN, entre ellos su gurú, Jesús Moreno Delgado, ofrecieron trabajar a favor de quien sea elegido finalmente para contender a la alcaldía.

Encabezó la reunión Saúl González Solís, presidente del comité municipal panista, y expresaron la exigencia de piso parejo, dejando claro que el panismo doctrinario estuvo de acuerdo en admitir aspirantes externos y que todos se sumarán a quien resulte elegido.

Vaya conferencia de prensa, con más militantes y porra azul, equipos de trabajo, amigos y curiosos, que periodistas. Junto a Saúl González y Jesús Moreno, la precandidata Arbedina Teresa King Cancino, y el rector de la Universidad Istmoamericana y escritor erótico, Juan Manuel Rodríguez Caamaño.

Acudieron los externos, faltaron los panistas. No llegaron Alfredo Phinder Villalón y José Luis Sosa Franco. Y ahí confirma Lezek Lira su alejamiento del grupo en el poder, el joaquinismo, sin haber asumido el último cargo que se le confirió, al frente de Programas Sociales, que finalmente desempeña Genaro Ríos Montiel, sobrino del ex alcalde Marcelo Montiel Montiel...

-

mussioc2@gmail.com

mussiocardenas_arellano@hotmail.com

www.mussiocardenas.com

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion