Místicos y Terrenales

Marco Antonio Aguirre Rodríguez

0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Mayuli, un peticionario con millones guardados, ¿Querrá el dinero para las campañas de sus hijos?

El Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares (Mayuli) ha estado diciendo que no tiene dinero y amenaza con paralizar el estado, comenzando por no pagar los sueldos de los empleados del gobierno del estado.
lunes, 6 de marzo de 2017
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
El Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares (Mayuli) ha estado diciendo que no tiene dinero y amenaza con paralizar el estado, comenzando por no pagar los sueldos de los empleados del gobierno del estado.
Se ha convertido en un peticionario, un mendingante que clama el apocalipsis de la crisis de estado, el fin de los tiempos, para llamar la atención de los piadosos, de los incrédulos, y que le aprueben la reestructura de la deuda, sin mayor trámite ni pregunta, mientras tiene los millones guardados.
Porque Mayuli ya recibió, por lo menos 1,200 millones de pesos más de lo programado en participaciones, por lo menos.
Resulta que la Secretaría de Hacienda le mandó tan sólo en enero, por concepto de participaciones, 3,242 millones de pesos, un 23% más que lo remitido un año antes, 603 millones de pesos.
De acuerdo con el mal manejo financiero que tuvo la administración de Javier Duarte, al gobierno del estado de Veracruz le correspondía una diminución en sus participaciones, pero en cambio la federación, el gobierno de Enrique Peña Nieto, le autorizó un incremento sustancial en las participaciones y en la ampliación de las mismas.
Por eso es que ya no habla de la falta de solidaridad del gobierno federal para con su administración.
Por eso es que ya no amenaza con cimbrar a México.
La proyección de 600 millones de pesos más que en el ciclo anterior, es probable que se haya repetido durante febrero, lo cual implicaría que la administración de Miguel Ángel Yunes ya tiene un superávit de 1,200 millones de pesos, de los cuales no ha dicho como se aplicaron.
Las expectativas son que las participaciones puedan llegar al gobierno del estado de Veracruz con un monto superior a lo proyectado, lo que representaría que de entrada la administración de Miguel Ángel Yunes tiene recursos.
Pero además estas cifras contrastan con las que Mayuli manejó cuando sacó el petate del muerto por lo del colapso financiero de su gobierno, porque dijo que el SAT y algunos bancos amenazan con embargar las participaciones federales, por falta de pagos.
Ahí mencionó que de darse esto al gobierno del estado se le retendrían 1,600 millones de pesos por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), y solo quedarían 500 millones para gastos de operación.
O sea que el Gobernador solo contemplaba 2,100 millones de pesos de participaciones.
O ¿manejó esa cantidad sólo para victimizarse?.
Porque de entrada en enero ya recibió, solo por participaciones federales, 3,242 millones de pesos y en febrero se calcula que habrá un sobredeposito de por lo menos otros 600 millones de pesos.
Si se mantiene la posición de que aún con todos estos ingresos extras, los dineros del gobierno del estado son insuficientes hasta para cubrir la nómina, se debe revisar, para comenzar, de que tamaño es el pago de sueldos y detectar el porque de esta explosión, incluso comparada con el gobierno anterior.
Los lamentos de Mayuli, por la carencia de recursos -así pues- quedaron sin soporte.
Lo que sí es real es que la reestructuración de la deuda bancaria del gobierno del estado de Veracruz podría liberar recursos: 7,100 millones de pesos, según las cuentas que presentó el mismo gobernador, tan sólo entre los meses de abril y diciembre de este año.
7,100 millones es una cantidad considerable, lo cual lleva a que los diputados que piden que se les explique en que se planea gastar este dinero, tengan razón.
No pueden, no deben, andar 7,100 millones de pesos por ahí bailando a quién sabe que son.
Mayuli si debe explicar en que piensa gastar esos recursos, en caso de que se liberen.
Manuel Huerta Ladrón de Guevara, el coordinador de Morena en el estado, tiene una teoría:
Los quiere para las campañas de sus hijos, primero la de Fernando en este 2017, a la presidencia municipal de Veracruz, y luego la de Miguel Ángel, en el 2018, al gobierno del estado.
¿Estará equivocado?.
Porque, primero, ¿porqué no informó que tuvo recursos superiores a lo programado, tan sólo en enero?; segundo ¿qué hizo con los 1,200 milllones de pesos de más ya depositados?; tercero ¿qué piensa hacer con los 7,100 millones de pesos que se liberarían por la reestructura de la deuda?; cuarto ¿porqué tiene una nomina tan grande que absorbe todos los recursos que llegan al gobierno del estado?.

INSURGENCIA VERDE EN VERACRUZ CONTRA FIDEL. La dirigencia nacional del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) se esta revelando contra los intereses de Fidel Herrera Beltrán y no lo quieren dejar que ponga al candidato de este partido para el municipio de Veracruz.
Eso se ha vuelto una lucha de verdes contra rojos, donde los verdes quieren que la planilla se mantenga de ese color, mientras que los rojos quieren una planilla sandia, verde por fuera, roja por dentro.
La fuerza Verde se mantiene firme con Arturo Mattiello Canales, dirigente de organizaciones sociales y rector de la Universidad de las Naciones.
El fidelato está buscando imponer a Antonino Baxin Mata, el dirigente del sindicato de limpia pública, que con ese puesto ya fue regidor y diputado local, miembro distinguido del fidelato, o a Rafael Croda -El loco Croda, como muchos lo identifican mejor-, el expanista que primero anunció que sería postulado por Morena, luego dijo apoyaría a Ricardo Exsome, presunto candidato de Morena a la alcaldía de Veracruz, y que ahora lo impulsan por el Verde.
En el PVEM no quieren dejarle al fidelato la candidatura porque ven en Arturo Mattiello a un candidato competitivo que puede tener posibilidades de triunfo, al ser el más conocido de los aspirantes a la presidencia municipal de Veracruz, y por el desgaste que ya tiene en la zona conurbada el apellido Yunes azul.
Es la insurgencia Verde para recuperar su partido.
En cambio el fidelato lo que busca es colocar más regidores en la próxima comuna y controlar el cabildo, aunque sean minoría, en la composición de fuerzas que presumiblemente se dará, en una composición similar a la que tienen en la actual Legislatura local, donde colocaron diputados por el PRI, el PVEM y el Ave.
En el PRI finalmente será el candidato Gustavo Sousa Escamilla, compadre de Fidel Herrera

HÉCTOR YUNES SE ENOJA CON OCHOA REZA. El senador Héctor Yunes Landa se enojó con el dirigente nacional de su partido, Enrique Ochoa Reza, porque no lo quiere recibir y ni siquiera le toma la llamada.
Le dejo ir una andanada de 6 tuits, en donde le recuerda que este año son 4 estados con elecciones, siendo el cuarto Veracruz, que nada más tiene renovación de alcaldes.
"Muchos priistas veracruzanos percibimos por tus acciones y discursos que Veracruz no es prioridad para ti", le dijo en uno de estos.
Y sí, se nota que a Ochoa Reza no le interesa en lo más mínimo que el PRI de Veracruz termine de hundirse, por el dirigente estatal que se puso, por los candidatos a alcaldes y por los nuevos miembros del comité estatal.

Por lo pronto, muchas pulgas están abandonado a ese cada vez más famélico partido, y algunas son recibidas por Miguel Ángel Yunes en total descaro, como David Velasco Chedraui, que casi seguro lo harán candidato por la coalición PAN-PRD aún cuando todavía sigue siendo priista.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion